El Jazz inició la segunda mitad de la temporada regular de la NBA como cabeza del Oeste. Aventaja con tres juegos al segundo mejor plantado de la conferencia, los Suns. La última vez que el Jazz se posicionó entre los primeros dos lugares al final de la temporada regular fue hace 20 años en la temporada 2000-01. Desde entonces, su mejor posición en la tabla de clasificación de la conferencia habían sido tres cuartos puestos en la siembra rumbo a playoffs.

Los de Utah tuvieron su mejor inicio en una temporada con récord de 26 victorias y seis derrotas, y al momento, el equipo tiene la mejor marca de entre ambas conferencias con 28 juegos ganados y 10 perdidos.

En la conferencia Este, los 76ers tienen 27 victorias y 12 derrotas. Antes de la pausa, el equipo era visto como el mejor del momento por otros entrenadores como Frank Vogel, head coach de los Lakers.

Valor adicional tiene su éxito al tener como rivales a destacados grupos de estrellas como LeBron James y Anthony Davis jugando para los Lakers, Kawhi Leonard y Paul George para los Clippers, o en la conferencia este con Kevin Durant,  Kirye Irving y James Harden en los Nets.

Al mando del equipo está el head coach Quin Snyder, un entrenador que mantiene un perfil bajo, no suele compartir aspectos de su vida personal aunque le encanta profundizar en el juego. Aún después de siete años dirigiendo al equipo, continúa siendo un misterio para los fans, pero para los jugadores es otra realidad.

De acuerdo al medio Deseret News, la comunicación que mantiene el head coach con los jugadores ha permitido que estos últimos busquen quedarse en el equipo pese a tener mejores ofertas, como fue el caso de la renovación de Jordan Clarkson o retornar a la plantilla como Derrick Favors.

“A veces ni siquiera estamos hablando sobre baloncesto, hablamos de la vida, de las experiencias que hemos tenido. Tener eso con un entrenador y que él sea abierto con nosotros es muy raro, es muy útil, especialmente con los jugadores”, ha señalado Clarkson.

Por ello, parece lógico que entre las claves que describe el pívot Rudy Gobert que han marcado la diferencia esta temporada en el juego del Jazz, tenga que ver con la química que ha logrado establecer una base de jugadores que se ha mantenido por los últimos años.

“Contar con un núcleo que se conoce muy bien, que ha compartido minutos por una importante cantidad de minutos juntos. Este es un grupo de chicos que mejora año con año. Donovan, yo mismo, Jordan, Joe, Royce y ahora Mike, es un grupo con ganas, con hambre de mejorar cada día y cada año. El absorber las derrotas difíciles como el año pasado te hace crecer y te despierta el hambre por regresar mejorado la temporada siguiente”.

Este año, el Jazz ha mejorado su producción de triples con un porcentaje de efectividad de 39.8%, además de una defensa sólida que se encuentra en el podio de menos puntos recibidos.

La temporada que está forjando el equipo de Snyder también ha atraído las miradas y reconocimiento a su estratega, que fue reconocido este 2021 al otorgarle el mando del Team LeBron en el Juego de Estrellas, del cual salió victorioso.

deportes@eleconomista.mx