El diario británico The Mail on Sunday, a una semana para iniciar el Mundial de Atletismo en Londres, publicó hoy un reporte especial donde el titular es: ¿Fueron los del 2012 los Olímpicos más sucios de la historia? .

El reporte indica que de los 656 finalistas en las diferentes pruebas de pista y campo que se presentaron en los Juegos Olímpicos del 2012, al menos unos 87 o 13% realizaron alguna violación al Código Mundial Antidopaje.

Al menos 121 personas (atletas, entrenadores o médicos); es decir, 21% de los finalistas o parte del cuerpo de entrenamiento de ellos estuvieron ligados a una investigación de dopaje o incluso sancionados.

Eso significa que más de un tercio de las estrellas del programa de atletismo de Londres 2012 (34%) eran dopantes o tenían personal de apoyo o perfiles que sugieren algún tipo de conexión con el dopaje , detalla el informe publicado.

Hasta lo que se conoce, la carrera más sucia de los juegos y probablemente una de las más sucias de toda la historia fue la final de 1,500 metros femeninos.

De las nueve finalistas al menos cinco dieron positivo por dopaje, incluyendo las medallas de oro y plata Asli Cakir Alptekin y Gamze Bulut, ambas de Turquía.

El texto también refiere que las nacionalidades con más casos positivos fueron de Rusia, pero detrás de ellos está Jamaica, Turquía y Bielorrusia.