“Les anuncio que seré candidato a mi reelección", señaló este miércoles Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en el 68º Congreso de la FIFA, celebrado en la víspera de la inauguración del Mundial de Rusia.

El congreso en el que Infantino pugnará por seguir en el puesto al que llegó en 2016 se celebrará el 5 de junio de 2019 en París.

Infantino, jurista ítalo-suizo de 48 años, aprovechó el congreso para hacer un repaso de sus casi dos años y medio al frente de la FIFA.

"En dos años la FIFA ha recuperado la vida, tiene una visión de cara al futuro. Las reformas de gobernanza que lanzamos fueron decisivas, así como los principios de buen gobierno, para que la institución resucitara", dijo Infantino en su discurso de apertura.

"Tenemos que respetar nuestras reglas y ser transparentes, rendir cuentas y obrar con cautela", insistió el antiguo secretario de la UEFA, que accedió a la presidencia de la FIFA en febrero de 2016, sustituyendo a Joseph Blatter, en un contexto marcado por el caso de corrupción que supuso el mayor escándalo en la historia de la institución.

Infantino, conductor de la larga jornada en el Expocentro, a orillas del río Moscova, inició actividades llamando la atención a los delegados que llegaron tarde y obligaron a comenzar la sesión con media hora de retraso.

"Parece que algunos han tenido una noche muy larga, o muy corta, según como se mire", bromeó el dirigente ítalo-suizo.

A pesar de sus numerosas alocuciones durante toda la jornada, Infantino no perdió el ojo a la actualidad y despidió su rueda de prensa con un mensaje de apoyo al nuevo director técnico de España, Fernando Hierro.