La primera vuelta de la temporada 2019 reunió a un total de 2.3 millones de aficionados en las 16 sedes de la Liga Mexicana de Beisbol, lo que significa un incremento de 12% en relación con el primer torneo que se disputó en el 2018.

Diablos Rojos del México y Pericos de Puebla registraron un mayor incremento en su asistencia promedio por partido. En el caso del México pasaron de un promedio de 3,369 fans por partido en el Fray Nano a 8,060 en el Estadio Alfredo Harp Helú, inmueble que se coloca en la LMB como el segundo con mayor capacidad.

En la presente temporada, se ocupan cuatro de cada 10 asientos disponibles. De la asistencia total en la primera vuelta de la fase regular 2019, 45% se concentra en cuatro plazas: Tijuana, Monterrey, Yucatán y CDMX. Los Toros de Tijuana ocupan la primera posición, al reunir en 30 encuentros a un total de 338,678 fans en el Estadio Chevron. En consecuencia, son los que registraron el mejor promedio de asistencia por partido, al convocar 11,289 fans.

En relación con la proporción de asientos que se ocupan en los inmuebles en donde tiene presencia la LMB, el Estadio de Monclova encabeza el listado. En la Junta/Uni-Trade Stadium se venden por partido 82% de los boletos, y es el tercer parque de pelota con menor capacidad en la Liga. Mientras que en el Estadio Centenario 27 de Febrero, sede de los Olmecas de Tabasco, es donde quedan vacíos aproximadamente siete de cada 10 asientos disponibles. Por partido, promedian una asistencia de 2,331 personas, la tercera asistencia más baja en la LMB.