El seleccionador de Uruguay, Oscar Tabárez, se mostró convencido de que el partido de semifinales del Mundial de Sudáfrica frente a Holanda el martes será "dificilísimo", aunque no será "imposible" ganar.

"Holanda será dificilísima", aseguró Tabárez, quien recordó que "Holanda no pierde un partido desde septiembre de 2008".

"Es una versión un poco diferente de lo que es tradicional en Holanda, es un equipo muy equilibrado, será difícil pero no imposible", añadió el seleccionador de Uruguay a los medios durante un entrenamiento en la universidad de Johannesburgo.

"Defensivamente no conceden nada, se agrupan muy bien, es un aspecto que otras selecciones, no es que lo descuidaran, pero no le daban tanta importancia", aseguró.

"Además son todos jugadores de buen pie, del mediocampo hacia adelante tiene buenos jugadores técnicamente: (Mark) Van Bommel, (Wesley) Sneijder, (Arjen) Robben... y algunos muy buenos técnicamente con una potencia increíble, como (Dirk) Kuyt, y tienen el sentimiento del juego de los holandeses de atacar permanentemente", afirmó Tabárez, al que no le preocupan demasiado las lesiones en su equipo.

"Tenemos suficientes futbolistas como para hacer un equipo y que merezca mi confianza, creo que hemos dado suficientes muestras de esto porque de 23 futbolistas que vinieron 20 ya han estado en el campo", dijo.

Tabárez, que el viernes frente a Ghana logró la gesta de meter a Uruguay en unas semifinales de un Mundial por primera vez desde 1970, se refirió entre los ocupantes de la enfermería a Nicolás Lodeiro y Diego Lugano que tuvieron que abandonar el partido sustituido por Alvaro Fernández y Andrés Scotti respectivamente.

"Los que salieron con dolor por golpe, Lugano y Lodeiro, en compañía de uno de los médicos del plantel se les están haciendo algunos estudios", dijo Tabárez.

Uruguay se enfrentará a Holanda en las semifinales del Mundial de Sudáfrica el próximo martes en Ciudad del Cabo.