Los focos rojos se han encendido en el seno de la Selección Mexicana. El Tri reprobó su segundo examen ante Holanda, escuadra que sólo quiso jugar a buen ritmo durante 45 minutos en los que exhibió a los muchachos de Javier Aguirre, y que le bastaron para llevarse un 1-2 que quedó muy corto para lo que se vio en la cancha.

Ayer, México se vio superado en todas las líneas, tuvo que correr tras de la pelota durante la primera etapa, mitad de partido en la que los holandeses se cansaron de darle toque a sus rivales y de acosar el marco de Guillermo Ochoa, arquero que sólo resistió 17 minutos con el cero en su meta.

Y es que justo en ese instante, Rafael van der Vaart mandó servicio por izquierda que botó dentro del área al mismo tiempo que Memo Ochoa resbalaba, para después sólo ver cómo Robin van Persie mandó de bote pronto el balón a las redes.

Si con el 0-0 los europeos se daban vuelo tocando la pelota, una vez que abrieron el marcador se ensañaron con los nuestros, que ni a patadas lograron bajarles el ritmo y al 41’ fueron testigos de un gol de gran manufactura. Ibrahim Afellay, jugador del PSV, mandó servicio de 4 metros que techó a los centrales aztecas y que Van Persie prendió de aire, cruzando al guardameta y poniéndole tan sólo un poco de justicia al marcador que aún era muy corto.

Para el segundo tiempo, Holanda le dio descanso a sus mejores hombres, mientras que México mandó a la cancha a Carlos Vela, Efraín Juárez, Pablo Barrera y Giovani Dos Santos, movimientos que permitieron que el Tri diera 15 minutos competitivos y consiguiera su primer tiro a gol al 57’.

Justo en ese lapso de lucidez fue cuando Javier Hernández marcó el de la honra con un frentazo, tras servicio medido de Jorge Torres Nilo al 74’, mientras que más tarde Vela estuvo cerca de igualar en una pelota parada.

Pero el gusto duró poco, porque Holanda volvió a apretar el acelerador, le quitó la pelota a los verdes en los minutos finales y estuvo a nada de conseguir su tercer tanto.

Luego de concluir el segundo examen en Europa, el equipo del Vasco aumentó las dudas sobre su funcionamiento, el cual deberá de mejorar de inmediato, si es que no quiere ir a Sudáfrica a pasar puras penas.

El domingo el Tri se medirá ante Gambia.