Acapulco. Gro. Frescura después del baño del triunfo. Ya hay decenas de fans que lo acechan para una firma de autógrafos afuera de la cancha principal del Abierto Mexicano de Tenis 2012. Treinta minutos después de su éxito sobre Potito Starace, el argentino Carlos Berlocq, quien ya está en la ronda de cuartos de final, tiene oxígeno suficiente para charlar con El Economista de cómo es el mundo tenístico desde la perspectiva de los 50 mejores en el orbe –rango al que ingresó en esta temporada– y de sus aspiraciones en el futuro.

Estar dentro de los 50 es algo impresionante, de hecho, es difícil estar entre los primeros 100. El nivel es competitivo, todos los jugadores están muy entrenados, muy preparados tenística y físicamente , menciona, al tiempo en que se frota la barbilla, quien diera el salto del sitio 111 al 98, el 20 de septiembre del 2010.

¿A tus 29 años, aún te ves con la posibilidad de estar entre los 10 o 20 primeros?

Para llegar a ser un top 10 es pensar en demasiado, porque hay muy pocos que logran ese nivel. Hay jugadores que nacen para estar entrar entre los 10 primeros. No es mi meta, estoy muy lejos, debo poner los pies en la tierra, donde estoy es un gran logro .

Charlie, de 1.83, externa que la constancia mostrada desde el año pasado es la que hoy lo tiene en sitio 44 de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP): Ya hace muchos meses que vengo buscando muchos objetivos, como es el mejorar mi juego. El 2011 fue bueno porque 80% de los puntos que gané fue en torneos ATP. Me tocaron jugadores muy difíciles a los que me faltó poco para ganarles .

En el 2011, Berlocq obtuvo cinco coronas en torneos Challengers: Turín, Todi, Palermo, Buenos Aires y Montevideo y sus ganancias fueron de 347,000 dólares.

Sus números en lo que va del 2012 son de 12-5, incluido el par de triunfos en el actual Abierto de Acapulco; hasta este momento, sus ingresos son de 106,515 dólares, según se constata en el sitio oficial de la ATP.

Adquiere confianza

Apenas el lunes, Berlocq eliminó al sembrado número tres, el francés Gilles Simon, por 7-6(5) y 6-3. La tarde de ayer, en 1 hora con 37 minutos dejó fuera a Starace, por 6-1 y 6-4, y su siguiente cita es frente al colombiano Santiago Giraldo.

[email protected]