Melbourne, Australia.-El piloto inglés de McLaren Lewis Hamilton no quiso tentar a la suerte pero estaba claramente más optimista que el año pasado sobre sus posibilidades de competir por el título mundial de la Fórmula Uno.

Saliendo del año más difícil de su carrera, el campeón mundial del 2008 dijo en repetidas ocasiones que era demasiado pronto para decir qué tan rápido será su nuevo auto MP4-27 comparado con los de sus rivales durante la apertura de temporada del Gran Premio de Australia el domingo.

"No espero nada", dijo a periodistas en el circuito de Albert Park.

"Creo que sería una tontería tener cualquier expectativa, sería tonto decir que 'vamos a estar definitivamente en la primera fila' porque podemos encontrar en los próximos días que no somos los más rápidos (...) realmente no estoy seguro dónde estamos pero creo que estamos más o menos", agregó.

A pesar de ganar tres carreras el año pasado, Hamilton tuvo una temporada controversial y decepcionante, su infelicidad agravada por las consecuencias de la ruptura con su padre Anthony y luego con su novia.

"Estoy feliz de estar aquí", dijo el jueves. "Todavía me siento muy privilegiado de estar aquí en la Fórmula Uno (...) tengo 27 años, es mi sexto año en la Fórmula Uno pero sigo siendo una de las pocas personas en el mundo que llega a tener este trabajo", dijo el británico.

"Tengo que pellizcarme constantemente para darme cuenta que sigo aquí, que sigo viviendo mi sueño, así que estoy muy feliz y en un buen lugar", agregó.

SIMPLEMENTE FENOMENAL

Ver a Sebastian Vettel y a Red Bull llevarse todos los títulos de la temporada pasada sólo puede haber aumentado las frustraciones de Hamilton y dijo el jueves que estaba esperando que su talento de conducción le permitiera hacer la diferencia este año.

"Mi recuerdo es que en todos los circuitos del año pasado, un auto y un piloto fueron dominantes porque el auto era simplemente fenomenal", dijo.

"Si los autos están más cerca (en rendimiento) que el año pasado, entonces el piloto debería ser capaz de hacer la diferencia (...) el mejor piloto debería ser capaz de extraer ese poco más, pero es difícil saber cuánto es ese poco", agregó.

En cuanto a su equipamiento, Hamilton dijo que la pérdida de la carga aerodinámica causada por la prohibición en los difusores de los tubos de escape se compensó con otras mejoras a su auto, dejándolo con el mismo nivel en ese aspecto.

"Creo que hemos mejorado los cimientos del auto, lo que debería significar que tenemos un mejor auto que la temporada pasada", dijo.

Hamilton comenzó el año pasado con un segundo lugar en Australia, aunque 22 segundos detrás de Vettel, y terminó quinto en el campeonato.

Dijo que esta temporada estará más enfocado en producir resultados en vez de hacer un bullicioso comienzo.

"No es tan importante (comenzar bien la temporada) como probablemente piensan", dijo. "Obviamente es importante tener consistencia durante toda la temporada. Tuve un buen comienzo el año pasado y realmente no sumó mucho", agregó.

BVC