El británico Lewis Hamilton (Mercedes) ganó el Gran Premio de China de Fórmula 1, disputado en Shanghai, y pasó a encabezar la clasificación del campeonato mundial de pilotos, tras una carrera en la que la estrategia adoptada por Ferrari provocó polémica.

Hamilton ganó la carrera número 1,000 de Fórmula 1, delante de su compañero de escudería, el finlandés Valtteri Bottas, que partió de la pole position, y del alemán Sebastian Vettel (Ferrari).

“No ha sido el fin de semana más fácil, pero hemos conseguido un gran resultado para el equipo. Cuando llegamos aquí, no sabíamos dónde íbamos a estar en comparación con Ferrari. Valtteri ha sido rápido todo el fin de semana y ha hecho un gran trabajo hoy. Hacer un doblete con él en el Gran Premio número 1,000 es algo muy especial”.

Es el tercer doblete de Mercedes en otras tantas carreras en lo que va de temporada: el finlandés superó al británico en el Gran Premio de Australia, mientras que Hamilton venció a Bottas en Bahrein y Shanghai.

Una hazaña así no se veía en Fórmula 1 desde que lo consiguiera el equipo Williams en 1992.

El holandés Max Verstappen (Red Bull), el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y el francés Pierre Gasly (Red Bull) se clasificaron respectivamente cuarto, quinto y sexto. Gasly sumó además el punto de la vuelta rápida en carrera.

Verstappen es tercero en la clasificación provisional del Mundial con 39 puntos, superando por 2 y 3 puntos respectivamente a los pilotos de Ferrari, Vettel y Leclerc.

“En la salida he marcado la diferencia y el resto es historia. La estrategia ha estado muy bien en las primeras carreras, por lo que hay que seguir así. Aún se puede ver lo cerca que estamos todos. No sé qué ocurrirá en las próximas carreras, pero estoy emocionado. Los aficionados han sido increíbles y les agradezco su apoyo. Me han dado la bienvenida en todo momento: en el hotel, el aeropuerto, el circuito”, reconoció Hamilton tras la carrera.

Hamilton, que últimamente había sido superado siempre en las salidas, ha estado entrenando mucho este ejercicio en las últimas semanas y los resultados son evidentes.

Mercedes: “demasiado rápidos”

En la clasificación de constructores, la diferencia no deja de crecer entre las Flechas de Plata y la Scuderia, que parecía favorita antes de comenzar la temporada después de sus buenos ensayos invernales: la marca alemana ya aventaja en 57 puntos a la italiana.

“Hemos tratado de seguirles pero simplemente no hemos podido. Desde la salida fueron demasiado rápidos”, admitió Vettel.

“No podíamos esperar algo mejor que acabar tercero y cuarto”, es decir, sus posiciones en la parrilla.

Es ahora la gran labor que espera a Ferrari antes del Gran Premio de Azerbaiyán el próximo 28 de abril.

Sergio Pérez gana puntos

El piloto mexicano Sergio Pérez sumó cuatro unidades en el circuito de Shanghai para llevarse el octavo puesto.

“Esta nunca será nuestra pista más fuerte, por lo que es importante aprovechar oportunidades como la actual y mantener la suma de puntos. Tenemos el potencial de ser más fuertes en la próxima carrera en Bakú”, señaló.