Después de fracasar en el Mundial de Alemania 2006, la Selección de Brasil llega a la Copa del Mundo 2010 con un proyecto diferente que busca la sexta estrella para la Verde Amarella.

Con Dunga al frente del equipo, se sabe que el joga bonito pasa a un segundo término y es sustituido por el orden táctico y el juego de conjunto.

La convocatoria del seleccionador nacional, que fuera capitán del combinado que se coronó en el Mundial de 1994, ha causado polémica en todo Brasil por las ausencias de estrellas como Ronaldinho y Adriano.

Desde la máxima figura del futbol brasileño, Pelé hasta el presidente Luiz Inácio Lula da Silva han intervenido en el debate sobre el estilo de juego de Brasil.

Sin embargo, los resultados le han dado la razón al estratega. Desde que llegó al banquillo de la Selección Sudamericana, a pesar de las críticas que recibió por el extraño juego que practica lleno de orden y sin ser tan ofensivo para un Brasil acostumbrado a la magia de los destellos individuales, logró hacerse con la Copa América 07 y dos años después se coronó en la Copa Confederaciones.

Tal vez el futbol que practica Dunga no convenza a los puristas brasileños, pero los argumentos están de su lado y ahora con un método diferente buscará en Sudáfrica recuperar la corona que Brasil perdió en Alemania 06 con un equipo plagado de estrellas que no mostró orden.

Cristiano quiere demostrar por qué es el más caro A Cristiano Ronaldo sólo le falta destacar con Portugal en la Copa del Mundo y, por supuesto, ganarla.

El lusitano tiene palmarés de sobra en sus vitrinas, tanto con el Manchester United y el Lisboa, sus primeros equipos, como a nivel individual, ha ganado todo.

Sólo con la Selección de Portugal no ha obtenido los éxitos que quisiera.

A sus 25 años, el goleador portugués se encuentra en lo más lato de la historia como el jugador más costoso en un traspaso. Ronaldo encabeza la segunda generación galáctica del Real Madrid.

Su venta del Manchester al club de Chamartín hace casi un año se aproximó a los 96 millones de euros, que superaron el récord de Zinedine Zidane cuando en el 2001 llegó al club merengue por 21 millones.

El Mundial llega en buen momento para que Cristiano se eche el equipo al hombro y supere el cuarto lugar de Alemania 2006.

Completan el Grupo G, Costa de Marfil y Corea del Norte. Con los primeros Didier Drogba inspira esperanza.

La popularidad de Drogba supera las fronteras del futbol. El carisma que tiene el goleador de la Premier League es capaz de mover a toda Costa de Marfil y erradicar las tensiones políticas y sociales que se viven en su país

Mientras que Corea del Norte tendrá en Sudáfrica su segunda aparición mundialista luego de Inglaterra 66. En aquella participación avanzaron a la siguiente ronda, dejaron fuera del grupo a Chile e Italia, pero perdieron en cuartos de final ante Portugal.

Figuras a seguir

kaká. El mediocampista brasileño está obligado a ser el generador del juego ofensivo para el scratch du oro.

cristiano. El goleador del Madrid tiene que dejar en claro que puede cargar también a su Selección y hacerla avanzar.

drogba. Llega lesionado y si no está en la cancha su equipo resentirá mucho su ausencia. Dependen totalmente de él.

tae se jong. Juega en la Liga de Japón y los coreanos le llaman el Wayne Rooney del pueblo.