Que un equipo amarre su calificación a la Copa del Mundo en la penúltima jornada de la eliminatoria puede no significar nada en la mayoría de los casos, pero con los italianos, hasta ahora, es sinónimo de éxito absoluto.

Y es que en el camino eliminatorio rumbo a España 1982 y Alemania 2006 obtuvo su boleto al Mundial en el mismo partido y, a la postre, terminó coronándose campeón de la Copa a manos de Alemania y Francia, respectivamente.

Podrá gustar o no el estilo de juego de los actuales monarcas mundiales, pero es que es efectivo y significa un fuerte dolor de cabeza para cualquiera de sus adversarios, y si no, sólo habrá que mirar la clasificación del Grupo 8 de la UEFA, sector que dominó de principio a fin y en el que concluyó sin conocer la derrota.

El saldo de los italianos rumbo al Mundial de Sudáfrica fue de siete victorias y tres empates, marcando 18 goles y recibiendo tan sólo siete.

El antecedente inmediato que indica que Italia será el rival a vencer tras levantar la Copa en Alemania, es la brillante historia que ha tenido este país en los mundiales en los que ha conseguido los títulos de 1934, 1938, 1982 y el 2006.

Por el simple hecho de llegar como el campeón defensor y tras la eliminatoria que realizaron, y concluyeron invictos, los italianos deben ser considerados contendientes para revalidar su título, los dos antecedentes históricos que indican que en las ocasiones que califican al Mundial en la penúltima fecha terminan levantando la Copa, sin duda refuerzan las posibilidades del equipo dirigido por Marcello Lippi.

Paraguay, la muralla de América Latina

Además de México en Sudáfrica habrá otra Selección con ciertos rasgos aztecas, y ésa será la de Paraguay. Y es que los guaraníes registran 10 elementos que jugaron o juegan en nuestra Liga y que buscarán ayudar al equipo dirigido por Gerardo Martino de la misma manera en que han marcado diferencia en nuestra Liga.

Si se tratara de armar la defensa sobrarían opciones, porque en esa línea se pueden escoger jugadores hasta con los ojos cerrados entre Darío Verón (Pumas), Paulo da Silva (ex Toluca), Carlos Bonet (ex Cruz Azul), Denis Caniza (León) y Julio Manzur (ex Pachuca).

En la media cancha, se podría echar mano de Edgar Benítez (Pachuca), Cristian Riveros (ex Cruz Azul), y Enrique Vera (ex América).

Completan el Grupo F, Nueva Zelanda y Eslovaquia. Ryan Nelsen es el referente de Nueva Zelanda, Selección con la que ha militado en 38 partidos oficiales, pero el camino para erguirse como el líder del equipo en Sudáfrica ha sido muy largo.

Mientras que Robert Vittek, estrella y goleador de Eslovaquia, quien tras hacer 35 goles, en la Primera División alemana, el Lille de Francia y ahora juega en el futbol griego con el Angaragücü, su actual club.