La erupción del volcán Grimsvötn está amenazando los planes de viaje del FC Barcelona a Londres donde el sábado disputará la final de la Champions League.

Las últimas informaciones indican que la nube de ceniza está ya cerca de Escocia y avanza hacia la capital inglesa sin mostrar signos de remisión.

El Barsa se reunió a primera hora de ayer para estudiar el asunto y, pese a que inicialmente no tenían previsto ninguna acción especial, las últimas novedades han hecho que el club se plantee ahora adelantar el viaje a Londres a este martes.

El trayecto, de estar ya bloqueados los aeropuertos ingleses, sería volar a París y viajar en tren rápido por el Eurotúnel hasta la capital inglesa.

El Barcelona ya sufrió un contratiempo similar en la eliminatoria contra el Inter de la temporada pasada en la que el equipo sufrió una auténtica odisea para llegar a Milán.

Miles de aficionados siguen pendientes también de la última hora del volcán que puede dejar Wembley con media grada vacía.

Guardiola, entrenador del equipo, ya expresó su preocupación por el tema.

Sería muy lamentable que nuestros aficionados no puedan apoyarnos por esta situación. Hay que esperar en las próximas horas cómo reacciona el tema, pero claro que el club está pendiente y ya estamos pensando cómo resolverlo, no queremos ver un estadio semivacío por esta situación , dijo.