Al borde del abismo, Grecia resucitó en la Copa del Mundo y con su primera victoria en la historia del torneo remontó para vencer 2-1 a Nigeria, así se mantiene en carrera dentro del Grupo B.

Los campeones de la Eurocopa 2004 capitalizaron el jugar con superioridad numérica desde los 33 minutos para darle la vuelta al marcador, luego de que Nigeria se había adelantado a los 16 con el gol de tiro libre de Kalu Uche.

En ese momento, Grecia estaba para empacar maletas, pero la expulsión del volante Sani Kaita a los 33 con roja directa por agredir a Vassilis Torosidis, en una acción en la que la pelota no estaba en juego, alteró el trajín.

Vassilis Torosidis y Dimitris Salpingidis convirtieron los goles del triunfo griego a los 44 y 71, respectivamente. Fueron los primeros goles de Grecia en su historia mundialista, ya que su previa presentación en Estados Unidos 1994 perdió sus tres partidos sin marcar.

Grecia ostenta ahora 3 puntos en el Grupo B, detrás de Argentina que tiene 6.

Los helenos superan por diferencia de goles a Corea, también con

3 unidades, Nigeria es último.