En la última década, al menos 14 Grandes Premios de la Fórmula Uno invirtieron en construcción o remodelación en sus circuitos. Cada año, en promedio, el gasto fue de 239 millones de dólares.

El costo promedio de un circuito nuevo estaba en 500 millones de dólares, pero en el 2009, en Emiratos Árabes Unidos, la edificación de Yas Marina tuvo un costo de 1,322 millones de dólares, el más caro de la historia.

El resto de Grandes Premios no presentaron remodelaciones o no se contó con los datos disponibles.