Mónica Desirée Monsiváis

Rayadas de Monterrey

Si lo crees, lo creas. Ese es su lema. Gran parte de su éxito lo ha basado en lograr un equilibrio entre los estudios profesionales y tener una carrera como futbolista en México.

“La clave es no dejar de estudiar, no dejarse apantallar de que ya existe una liga profesional en México; para llegar a donde quieras llegar y rebasar a tus ídolos es siempre con el estandarte de los estudios. La escuela es primordial para abrirte cualquier puerta u oportunidad. Hay que buscar ser desenvuelta y generar contactos, pero la clave es la educación”, dijo al canal oficial de Liga Femenil MX.

Con 31 años de edad y originaria de Gómez Palacio, Durango, Desirée tiene una licenciatura en arquitectura por la UDLAP, maestría en ingeniería y administración de la construcción por el Tecnológico de Monterrey y actualmente estudia el curso de dirección técnica futbolística del ENDIT. Mónica no tenía pensado convertirse en futbolista profesional, pero a causa de buscar una beca comenzó en el equipo femenil de la Universidad de las Américas, que la llevó al equipo Toronto Lady Lynx, donde comenzó a profesionalizarse en el deporte.

Un año después, tuvo la oportunidad de emigrar a Europa para jugar en el Biik Kazygurt FC de Kazajistán, donde estuvo dos temporadas, logró conseguir un título de liga local y participar en la UEFA Women’s Champions League.

El actual director técnico de Pumas, Bruno Marioni, invitó a la futbolista a impulsar el futbol femenil mediante las clínicas de futbol de la Fundación del Real Madrid, por lo que Torreón, que se encuentra a 23 minutos en coche de Gómez Palacio, fue la ciudad elegida para compartir su experiencia a jóvenes futbolistas interesadas en formar una carrera profesional en México. En el Clausura 2019 fue la principal referente en ataque de las Rayadas con un total de 11 goles tomando en cuenta liguilla y fase regular.

Katty Martínez

Tigres de UANL

Katty recibe el balón en la media luna del área rival, recepciona el esférico y ante la salida de la portera define cruzado para anotar gol ante Monterrey. El 4 de mayo del 2018, la final del Clausura 2018 se definió en penales y Tigres logró el título. Katty aportó para que el equipo felino consiguiera su primer título femenil.

“Mi mamá toda la semana me mencionó que exactamente un 4 de mayo había fallecido mi abuelito. Entonces, al final, cuando se acaba todo, no dejaba de pensar en eso. Fui a abrazar a mi mamá y empezamos a llorar las dos, y le dije que le había prometido que ese día no iba a llorar de tristeza sino de felicidad, porque éramos campeonas y que también iba para mi abuelito”, comentó para el diario Once.

La delantera regiomontana comenzó su trayectoria a los seis años y jugaba en un equipo de hombres porque estaban buscando un deporte para su hermano. Al final él desistió, y ella continuó hasta llegar al Club Botafogo de Monterrey, después fue considerada para la selección de San Nicolás.

Después llegó a la selección de Nuevo León. Disputó olimpiadas, torneos regionales y nacionales, que le valieron un lugar en la Selección Mexicana Femenil y ser contratada por Tigres. El comienzo de Martínez fue complicado a causa de que su padre no veía bien que se desarrollara en un deporte que él consideraba para hombres. Con el tiempo y cualidades de su hija fue cambiando su percepción para apoyarla en su carrera como profesional.

Actualmente Katty tiene 22 años, estudia odontología por la mañana y en las tardes entrena con el equipo. Su máxima aspiración es jugar en el futbol europeo.