La situación de la Selección Mexicana es tensa. Pocos apostaban que Jonathan Dos Santos sería elegido por el técnico Javier Aguirre para bajarse del barco y no llegar a la Copa del Mundo de Sudáfrica. El impacto que genera la decisión trasciende a más de un hombre, pues su hermano Giovani Dos Santos y el propio estratega también se ven afectados.

Pero, ¿cómo combatir los embates de Zizinho, el padre de Jona, que se quejó del trato del seleccionador a su hijo y que incluso señaló que Dos Santos no volvería a vestir la casaca del Tricolor?, y ¿cómo recuperar a Giovani de la pérdida de su hermano cuando en más de una ocasión mencionaron que su sueño era jugar juntos el Mundial?

Para la psicóloga del club Toluca, Claudia Rivas, lo más importante en este momento es charlar con Giovani y mentalizarlo para que su desempeño en el campo pueda ayudar a su familia a recuperarse de esta depresión.

Las declaraciones de Zizinho lejos de ayudar, obstruyen más el camino de sus hijos, Gio debe platicar con gente especializada en el seno del equipo, quienes le indiquen que este acontecimiento era posible y que si cumple con sus objetivos individuales en el Mundial, serán la clave para que se tranquilice su familia , aseguró en plática con El Economista la doctora Rivas.

De igual manera, la especialista indicó que Javier Aguirre debe sacar a flote su experiencia y no hacer caso a las críticas que se encuentran fuera del grupo que maneja.

La situación de Aguirre es complicada, no es fácil romper un grupo con el que vienes laborando, pero eran las reglas y debe trabajar para que la presión no lo supere, la clave es centrarse en lo que puede hacer su equipo y en lo que él controla , aseguró Rivas.

Para el psicólogo Octavio Rivas, Javier Aguirre no debe preocuparse por lo que dice la gente que está inconforme con sus decisiones, pues debe tener todas sus energías en el Mundial que se encuentra a la vuelta de la esquina, porque al final él tiene el poder de decidir y de salirse con la suya .

Según los especialistas, el peor error que puede cometer El Vasco es querer satisfacer a personas que se encuentran ajenas al grupo que maneja, porque no controlará a los que están a disgusto o la prensa, pero sí a los jugadores que actuarán en el Mundial .