A André-Pierre Gignac, el delantero francés de los Tigres, el mismo futbolista que encendió las alarmas durante el torneo regular tras irse sin anotaciones durante las primeras seis jornadas del Clausura 2017, ahora luce imponente, con la puntería fina ante las redes, y, de acuerdo con especialistas, su nivel impacta de manera positiva en el resto del plantel dirigido por Ricardo Ferretti.

Mientras en los 17 partidos de temporada regular consiguió ocho goles, en apenas dos duelos de liguilla ya suma cuatro, cantidad que le permite totalizar 14 festejos en 16 duelos de postemporada. A este paso, Gignac podría estarse encaminando a convertirse en un rompe redes histórico en la Liga MX.

Actualmente André supera en la constancia con que anota a los hombres que integran el top cinco como mejores anotadores en Liguillas.

Es un jugador que cualquier equipo querría , dijo a El Economista Manuel Negrete, exjugador y mundialista, quien señaló la definición y la virtud de resolver ante el portero con calma y calidad , como las mejores armas del francés.

Con esas características, el hombre gol de los Tigres ha logrado promediar 0.87 anotaciones por juego disputado en duelos de este tipo, superando el registro de 0.84 dianas de José Saturnino Cardozo, quien es el mejor rompe redes en Liguillas, con 43 goles en 51 compromisos.

Contar con un jugador de las características de Gignac, asegura Negrete, da seguridad porque quizá tú puedes lanzarle un pase no tan bueno y con sus condiciones técnicas él lo compone y termina marcando .

Con cuatro pelotas enviadas a las redes en apenas dos partidos de la liguilla del Clausura 2017, el goleador francés ya se encuentra muy cerca de los seis que obtuvo en el torneo pasado, certamen en el que alcanzó el que ha sido su mejor registro en postemporada.

carlos.herrera@eleconomista.mx