El técnico más joven del futbol mexicano tiene 38 años y hace poco más de tres años antes se resistía al retiro, aunque dejó una frase que convirtió en realidad. Éste no es un adiós, es un hasta pronto. Me estoy preparando para ser entrenador profesional. Nos volveremos a ver , dijo Jaime Lozano en junio de 2013, cuando Pumas le cerró las puertas para un último torneo vestido de auriazul.

Lozano, además de ser el entrenador más novel de la Liga MX, es el más reciente representante de una generación que busca un lugar para estar al frente de un club profesional, la que forjó y logró el histórico bicampeonato con Pumas en el 2004.

Con un total de 14 elementos de aquel grupo de jugadores que coincidieron en Pumas entre el 2000 y 2004, Jaime Lozano, con Querétaro, y Diego Alonso, con Pachuca, ambos campeones con los universitarios, son los entrenadores al mando de un club del Máximo Circuito, pero no los únicos que actualmente ostentan un cargo en la dirección técnica o como directivos.

Cinco exfutbolistas están al mando de equipos juveniles, son los casos de Christian Ramírez (Toluca Sub-17), Israel López (Pumas Sub-17), Raúl Alpizar (Pumas Sub-20), Marcelino Bernal (Indios de la UACJ en Segunda División) e Ismael Íñiguez (Pumas Tercera División).

Al mismo tiempo que están apareciendo nuevos entrenadores, hay otros que llegan como directivos y es otra razón por la que se abren las puertas , indica Ismael Íñiguez, sobre como la experiencia y conocimiento previo como compañeros ha servido para darle vigencia a aquella generación de bicampeones, pero ahora desde el banquillo.

Bajo esas condiciones se encuentran Joaquín Beltrán, director deportivo de Querétaro, y quien puso al mando del equipo a su excompañero en Pumas Jaime Lozano, quien se convirtió en el último de los siete entrenadores mexicanos que llegaron a un club de Primera División desde el 2011. Otro directivo emanado de la cantera auriazul es Joaquín del Olmo, actualmente en las oficinas del club Oviedo en España.

Eso ha sido toda la vida; somos más los jugadores que dejamos de jugar y nos volvemos técnicos, por lo que no hay espacio para todos , agregó Ismael; no obstante, el que fuera mediocampista en Pumas, entre el 2003 y el 2010, menciona que el futbol se ha diversificado, por lo que ahora existen opciones como entrenador de futbol base, secretario técnico, auxiliar y hasta directivo.

En funciones de auxiliares se encuentran Leandro Augusto (Pumas Naucalpan), José Luis López (Ángeles de la CDMX de Tercera División), Gerardo Galindo (Querétaro) y Gonzalo Pineda, recientemente nombrado correligionario en Seattle Sounders.

Bruno Marioni, entrenador en Venados de Yucatán, cierra la lista de los 14 exuniversitarios que se hacen de un sitio en los banquillos. Así es la renovación en los banquillos del futbol mexicano.

[email protected]