El Gran Premio de Mónaco contará con las tribunas al 40% de su capacidad, con un máximo de 7,500 espectadores por día, cuando la prueba vuelva al calendario de la Fórmula 1 del 20 al 23 de mayo tras ser suspendida el año pasado por la pandemia del Covid-19, informó el martes el principado.

El evento no estará restringido a los locales, pero quienes lleguen a Mónaco a ver la carrera tendrán que hacerse una prueba de Covid-19 con no más de 72 horas de antelación.

Los entrenamientos tendrán lugar el jueves y el viernes será día de descanso.

El gran premio de este fin de semana en España, la cuarta prueba del campeonato, contará con 1,000 socios del circuito sentados en las gradas.

Las dos carreras previas en Europa, en Imola y Algarve, se celebraron a puerta cerrada debido a las restricciones locales a las concentraciones masivas.

En Bahréin se permitió la entrada de 4,500 personas al día en el inicio de la temporada, pero los aficionados tuvieron que demostrar que estaban vacunados o que se habían recuperado del coronavirus.

Los equipos de F1 operan en una "burbuja" de protección, con el paddock cerrado a todo el mundo excepto al personal esencial y a algunos medios de comunicación.