La FIFA apeló a “tolerancia, respeto mutuo y sentido común” después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, denunciara la anulación de una política que requería que los jugadores de fútbol permanecieran firmes durante el himno nacional.

“¡Ya no miraré mucho!”, Trump tuiteó el sábado pasado y retuiteó al representante republicano de Florida Matt Gaetz, quien escribió: “Prefiero que Estados Unidos no tenga un equipo de fútbol que un equipo de fútbol que no respete el himno nacional”.

Megan Rapinoe, capitana de la selección femenil de Estados Unidos, es uno de los primeros antecedentes en el futbol de ese país al protestar de rodillas en varios juegos durante el himno en el 2016, y lo hizo en apoyo del exjugador de la NFL, Colin Kaepernick.

“La FIFA aboga firmemente por la tolerancia, el respeto mutuo y el sentido común cuando se debaten asuntos tan importantes”, dijo el organismo rector en un comunicado a la agencia AP.

“La FIFA tiene un enfoque de tolerancia cero para los incidentes de todas las formas de discriminación en el fútbol, como se describe en los Estatutos de la FIFA. Todos debemos decir no al racismo y no a la violencia”, agregó.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, presentó a Trump en una cena en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en enero, y expresó su deseo de “asegurarse de que el” sueño americano “se haga realidad, no solo en Estados Unidos, como hemos visto, sino en todas partes del mundo”.

En respuesta a Trump, la FIFA dijo que la “posición de Infantino sobre los derechos de los jugadores a expresarse contra el racismo, la discriminación y la violencia se estableció claramente hace dos semanas y no ha cambiado”.

Infantino expresó su apoyo a las protestas en el campo luego que el mediocampista estadounidense Weston McKennie usara un brazalete mientras jugaba para Schalke en Alemania con el mensaje escrito a mano “Justicia para George” en su brazo izquierdo.

FIFA recibe 441 solicitudes de ayuda económica por impago

Tres meses después de que la FIFA y el sindicato internacional Fifpro pactaran la creación de un fondo de garantía salarial de 16 millones de dólares hasta 2022, hasta 441 jugadores han solicitado este apoyo económico al organismo.

Se trata de una ayuda que piden los futbolistas al no haber cobrado la nómina acordada con sus clubes, que tras el parón de la actividad por la pandemia han visto comprometida su viabilidad.

Los 441 jugadores que han solicitado beneficiarse del fondo de garantía salarial son futbolistas de equipos que han desaparecido en estos meses. El 89% de los solicitantes son de clubes europeos y el 11% juegan en el resto del mundo.

“Los jugadores pueden hacer la solicitud antes de que acabe el mes a través de Fifpro”, señaló la FIFA, que recibe las peticiones a través del sindicato internacional de jugadores y jugadoras. El plan de la Federación es invertir 16 millones de dólares hasta 2022 para cubrir impagos salariales. La asignación se distribuye con 3 millones de dólares en 2020, 4 millones anuales en 2021 y 2022. Otros 5 millones de dólares cubrirán la deuda generada entre 2015 y 2020.

[email protected]