Londres.-Una polémica decisión sobre si una pelota picó o no dentro del arco en un partido del Mundial de Sudáfrica respaldó lo que el suizo Roger Federer ya sospechaba: el futbol necesita la tecnología de repeticiones y el tenis no.

La cuestión de introducir la tecnología para ayudar a árbitros de futbol quedó en el centro de la escena el domingo, cuando no se le convalidó un gol al centrocampista de la selección inglesa Frank Lampard en un partido ante Alemania.

El disparo de Lampard dio en el travesaño y picó dentro del arco, como mostraron claramente los videos que repitieron la jugada.

Inglaterra perdió el encuentro 4-1 y quedó eliminada, pero la decisión de no dar el gol a Lampard se produjo en lo que habría sido un punto de inflexión en el cotejo, cuando el combinado inglés estaba 2-1 abajo en el marcador.

El sistema "Ojo de Halcón", que es usado en el tenis para determinar si una pelota picó o no dentro de la cancha, debutó en Wimbledon en el 2007.

Sin embargo, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se opone a la introducción de un programa similar en el futbol.

Federer, quien durante largo tiempo criticó al "Ojo del Halcón", indicó que la importancia de las decisiones sobre jugadas dudosas en la línea de gol implicaba que era tiempo de que el futbol siguiera el ejemplo del tenis.

"Tenemos (en el tenis) los pedidos de revisión incluso aunque no los necesitamos", declaró el actual número dos del mundo luego de haber avanzado sin problemas a cuartos de final en Wimbledon con un triunfo sobre el austríaco Jürgen Melzer.

"Ellos deberían tenerlo y no lo tienen. Por eso es una opción que tienen para estar en lo más alto. Creo que es injusto. Para mí, parece como si se estuviera pidiendo a gritos un cambio", agregó.

El ex número uno del mundo comparó la importancia de la tecnología para ambos deportes con un ejemplo.

"Una derecha a la línea no cambia el resultado de un partido; un gol cambia completamente el estado mental de un equipo, de una estrategia", señaló Federer.

El suizo dijo que el tenis tiene jueces de línea cuyo único trabajo consiste en supervisar las pelotas que pican cerca de sus zonas, por lo que el "Ojo de Halcón" es innecesario.

"Los chicos están sentados allí, sin moverse. Sólo están mirando la línea. Es bastante simple. Las buenas y malas decisiones se emparejan a lo largo de una carrera o de una temporada", simplificó Federer.

"Mientras que los goles tienen un enorme impacto en los 90 minutos. Cambian todo", concluyó.

NADAL SE SUMA A LA PROPUESTA:

"Creo que deberían hacer como en el tenis y permitir a cada equipo que tenga la posibilidad de recurrir al vídeo en tres ocasiones durante el partido. De esta forma los resultados no se verían falseados", indicó el mallorquín, gran aficionado al futbol.

Los tenistas tienen derecho a recurrir al ojo de halcón, para comprobar el impacto de la bola, tres veces por set, en el caso de que se dude de la decisión del árbitro.

FEDERER VA RUMBO A SU SéPTIMO TITULO DE WIMBLEDON

El tenista suizo derrotó con facilidad al austriaco Jurgen Melzer por parciales de 6-3, 6-2 y 6-3 en una hora y 20 minutos de partido, resultado con el que pasa a los cuartos de final del torneo de Wimbledon.

El campeón defensor del título británico tiene en su haber seis triunfos correspondientes a 2003, 2004, 2005, 2006, 2007 y por supuesto 2009 por lo que su experiencia en estas canchas de césped le dan la confianza que mostró durante esta jornada.

De ganar este año el tercer Grand Slam, además de retener el título, se convertiría en el tercer jugador con más torneos de Wimbledon ganados, igualando con siete títulos al británico William Renshaw y al estadounidense Pete Sampras.

Además Federer, está en busca de su segundo triunfo en Grand Slam, luego de que cuenta con el título del Abierto de Australia en el que derrotó al británico Andy Murray, mientras que en el segundo Grand Slam, Roland Garros, cayó en cuartos de final frente al sueco Robin Soderling.

El siguiente rival de Federer será el que resulte ganador del encuentro entre el checo Tomas Berdych y el alemán Daniel Brands.

Por su parte Melzer quien participa por novena ocasión en el certamen británico, no se había enfrentado a Federer anteriormente por lo que en realidad no supo como enfrentarlo y no pudo evitar quedarse en el camino del torneo londinense que se disputa en canchas de hierba y reparte poco más de 15 millones de dólares en premios.

  • Roger Federer (SUI) a Jurgen Melzer (AUT) 6-3, 6-2 y 6-3

(Lee las versiones de la FIFA:)

BVC