El entrenador Didier Deschamps, descartó los temores de que una lesión acabe con la Copa del Mundo de Djibril Sidibe antes de que comience mientras aplaudió al delantero Antoine Griezmann por aclarar el futuro en su club antes del debut en el torneo.

La rodilla lesionada de Sidibe fue un golpe para los jugadores de Francia durante los preparativos para este partido, pero Deschamps dijo que todos en el equipo estaban aptos para enfrentar a Australia en el Kazan Arena.

"Los 23 jugadores están disponibles", dijo el estratega. "Djibril Sidibe se lesionó en su último partido y su rodilla reaccionó. Hemos tenido que lidiar con el personal médico, pero él está aquí hoy, él está aquí con nosotros".

"Elegiré cuál es el mejor equipo de Francia para comenzar el partido. No tanto para el oponente sino para ser peligrosos para nuestros oponentes, crear oportunidades y anotar", agregó.

El que casi seguro comenzará al frente es Griezmann, quien usó un documental de la televisión para anunciar que rechazaría los acercamientos del Barcelona y se quedaría con el Atlético de Madrid la próxima temporada.

"Esto muestra dos cosas, en primer lugar, su lealtad y compromiso con el Atlético de Madrid. Pero lo más importante para nosotros, es que él ha aclarado su mente antes de la Copa del Mundo y sin duda es algo muy bueno para el equipo", dijo Deschamps.

Un franco Van Marwijk dice que Australia necesitará suerte frente a Francia

Según los cálculos del entrenador de Australia Bert van Marwijk, los "Socceroos" probablemente perderán su primer partido del Mundial el sábado contra Francia y necesitarán "suerte" y espíritu de equipo para lograr un mejor resultado.

Australia ha sido liquidada por expertos y casas de apuestas, con la mayoría de las agencias pagando 10-1 o más por un triunfo de los oceánicos ante las estrellas de Francia, uno de los favoritos del torneo.

El mismo Van Marwijk no estaba dispuesto a contradecir las apuestas en la víspera del partido en el Kazan Arena, pero dijo que su equipo había trabajado incansablemente para mejorar las probabilidades.

"Normalmente, si jugamos diez veces contra Francia, tal vez perdemos ocho, pero también podemos ganar algunas veces y eso es importante. Cuando estás bien organizado y crees en algo, todos saben exactamente lo que deben hacer y tienen las agallas para jugar, entonces tenemos una oportunidad", dijo el holandés de 66 años.

Un comienzo sólido en Rusia será clave para Australia, que fue derrotada por Chile en Brasil hace cuatro años y por Alemania en Sudáfrica 2010.