Si alguien va a disfrutar al máximo el último día de Roland Garros es la rusa Anastasia Pavlyuchenkova. De 2007 a la fecha ha jugado 52 Grand Slams y esta será la primera vez que llega a una final, imponiendo una nueva marca en la historia del tenis femenil.

A sus 29 años, Pavlyuchenkova es la primera en llegar a una final luego de más de 50 participaciones en un Grand Slam, superando el récord que pertenecía a la italiana Roberta Vinci, quien alcanzó la final del US Open 2015 luego de 44 intentos y a sus 32 años.

“Ahora mismo estoy un poco en shock, no me salen las emociones, supongo que necesito más tiempo. Probablemente más tarde me empiece a dar cuenta de todo. Estoy muy feliz por la victoria, ha sido un partido irreal”, dijo la rusa el martes tras calificar, por primera vez, a unas semifinales de Grand Slam; su alegría se hizo mayor el jueves al alcanzar la final.

Desde su debut profesional en 2005, acumula 12 títulos individuales, aunque todos entre las categorías 250 y 500.

Su ranking más alto ha sido el 13, al que llegó hace casi una década, en julio de 2011. Ahora se encuentra en el puesto 32 y su rival no está lejos, pues Barbora Krejcikova es la número 33 del mundo.

“Cuando estoy en cancha hago mi trabajo, peleo, quiero matar a mi oponentes. Esa es la diferencia. Siempre he tenido el juego, siempre jugué bien, pero hubo veces que mi mente no estaba ahí o quizá no estaba demasiado en forma; es algo en lo que estoy trabajando mucho ahora con un psicólogo”, describe Pavlyuchenkova.

Sin embargo, conseguir el título no será sencillo, ya que enfrente tiene a otra debutante de finales en Grand Slam. La checa Barbora Krejcikova, de 25 años de edad, vive su novena temporada en el máximo circuito y acumula solo un título: el WTA 250 de Estrasburgo, que ganó apenas en mayo.

A diferencia de la rusa, Roland Garros 2021 significa apenas su quinta participación en el cuadro principal de un Grand Slam, en el que nunca había avanzado más allá de la segunda ronda. Su fuerte son los dobles, pues ahí ya tiene dos campeonatos (Roland Garros y Wimbledon, ambos en 2018).

Para ganar su derecho a su primera final, Krejcikova debió superar una dura prueba de tres horas y 18 minutos contra Maria Sakkari, la revelación griega del torneo parisino.

“Siempre quise jugar esta clase de partidos, con grandes oponentes y estar en las últimas rondas. Era algo que siempre quise y solo se estaba demorando. De hecho, me tomó algo de tiempo, pero creo que este es el momento indicado porque me encuentro bien mentalmente, maduré mucho y aprecio demasiado las cosas después de todo lo que he pasado”, dijo la checa tras vencer a Sakkari.

Sobre su primera final, agregó: “Cuando era niña crecí en una pequeña ciudad donde no había entrenadores profesionales, por lo que nunca pensé que iba a convertirme en profesional (...) Nunca me imaginé ser finalista de Grand Slam, no puedo creer que esté sucediendo”.

La gran final inédita entre Krejcikova y Pavlyuchenkova será el sábado a partir de las 8:00 de la mañana, tiempo del centro de México. Sus historias superaron el legado de figuras como Serena Williams, Ashleigh Barty, Naomi Osaka o Aryna Sabalenka, quienes quedaron fuera en el sendero de Roland Garros 2021.

deportes@eleconomista.mx