París.- El suizo Roger Federer, número uno mundial y defensor del título, se mostró muy satisfecho y "contento" con el juego desplegado este miércoles, en la victoria sobre el colombiano Alejandro Falla, por 7-6 (7/4), 6-2 y 6-4, en la segunda ronda del torneo de Roland Garros.

"Honestamente, estoy muy contento con mi juego, me estoy sintiendo bien", comentó el jugador helvético en una comparencia ante la prensa tras su triunfo en la tierra batida de París.

Un día antes, en el mismo escenario, su gran rival, el español Rafael Nadal, se había mostrado muy crítico con su propia actuación y su "mal juego" en el partido de debut contra el "junior" francés Gianni Mina, de 18 años, al que superó por un triple 6-2, pero con muchos problemas para ganar algunos puntos.

Federer, más relajado y satisfecho tras derrotar a Falla y a la lluvia, en un partido que fue interrumpido dos veces por este motivo, dijo que había intentado distintas estrategias a lo largo del encuentro y que, tras un primer set muy ajustado, todo funcionó según sus deseos.

"Tras el primer descanso (con 2-1 en el segundo set), traté de ser más agresivo. Luego, con la humedad que había, traté de hacer más dejadas y en el tercer set he podido tener una ventaja significativa", señaló con una sonrisa.

La lluvia, que hizo aparición este miércoles en la cuarta jornada del torneo después de tres días soleados, tampoco frenó al hombre que ostenta el trono en Roland Garros.

"No me importan las condiciones meteorológicas, he aprendido a jugar en estos años en todo tipo de condiciones y situaciones", afirmó, rechazando pronunciarse sobre la polémica de si Roland Garros debería dotar a su pista central con un techo retráctil, para cubrir la pista en caso de lluvia.

Sobre Falla dijo que es un buen jugador y que por momentos le puso las cosas "difíciles", pero se centró más en lo que le queda por delante, confiando en ser capaz de ir superando obstáculos hasta las rondas finales.

El suizo, tras su triunfo del lunes sobre el australiano Peter Luczak en el estreno (6-4, 6-1, 6-2), no ha perdido aún un set y está viviendo un inicio de Roland Garros más tranquilo que el del año pasado, en el que terminó levantando el trofeo, pero tras sufrir mucho en los primeros días.

"Incluso fui perdiendo 5-1 en el tercer set en mi partido de segunda ronda", recordó sobre las dificultades para eliminar hace un año al argentino José Acasuso (7-6, 5-7, 7-6 y 6-2).

En los dieciseisavos, Federer se enfrentará al alemán Julian Reister, verdugo del español Feliciano López el lunes y que venció el miércoles al belga Olivier Rochus en tres sets, 6-2, 6-2 y 7-6 (7/5). "Nunca escuché hablar de él", admitió el suizo respecto a su próximo rival.

BVC