París.-Un descansado Roger Federer presentará batalla cuando comience su campaña en el Abierto de tenis de Francia pese a haber quedado atrás de los favoritos Novak Djokovic y Rafael Nadal.

El suizo, 16 veces campeón de torneos del Grand Slam, no ha podido mostrar su mejor nivel este año, ganando apenas un título en Doha, pero cree que puede consagrarse en su primer evento "major" desde el Abierto de Australia 2010.

Luego de haber perdido ante Richard Gasquet en la tercera ronda del Masters 1000 de Madrid la semana pasada, Federer se benefició de algunos días más de descanso de cara a su llegada a Roland Garros.

"Estoy feliz de haber tenido algunos días de descanso, con dos, tres o cuatro días me siento física y mentalmente descansado para el Abierto de Francia", dijo el ex número uno del mundo a periodistas en Roma.

"Ahora me siento bien y voy a entrenar cuando llegue a París, ese es el plan, es el mismo que en los últimos años. "Esta vez tendré un par de días más y eso no está mal", agregó.

Federer, un jugador menos formidable en polvo de ladrillo que en cualquier otra superficie, ganó el Abierto de Francia en el 2009 luego de que Nadal sufriera una sorpresiva derrota ante Robin Soderling, víctima del suizo en la final.

El actual número tres del mundo llegará a París sin ningún tipo de presión, aunque la sensación de que ya no es una de las potencias del circuito ha irritado a uno de los mejores tenistas de la historia.

"No hay nada para entrar en pánico. (La derrota en Roma) no va a afectar mi preparación y trabajo para el Abierto de Francia. Estaré bien", aseguró Federer.

"Todavía es importante para mí volver a ser número uno. Mencioné después de Wimbledon (el año pasado) que era uno de mis objetivos. Aún es muy real y posible. Creo que puedo hacerlo si gano alguno de los (torneos del) Grand Slam", continuó.

Se prevé que el Abierto de Francia sea una tarea complicada, incluso aunque Federer pudo ganarle con comodidad un set a Nadal en una de las semifinales de Madrid este año.

"Estoy nuevamente cerca contra Rafa y necesito dar ese paso más adelante", afirmó el nacido en Basilea.

Otro problema para el suizo es que Djokovic está en su mejor momento y también está por encima suyo. De todos modos, eso no preocupa a Federer.

"Definitivamente este es un momento interesante ahora que Novak no perdió en toda la temporada. Genera una situación nueva y diferente, pero para mí no cambia demasiado", señaló.

BVC