La FIFA publicó los dossieres de las dos candidaturas a la organización del Mundial de 2026, Marruecos por un lado, y por el otro Estados Unidos, Canadá y México conjuntamente, y precisó que la elección se conocerá el 13 de junio.

Marruecos, que presenta candidatura por quinta vez a un Mundial, que sería el primero con 48 selecciones, prevé el uso de 12 estadios, de los que cinco ya están construidos aunque serán modernizados. Otros tres estadios ultramodernos están en proyecto.

El dossier de la candidatura conjunta de Estados Unidos-Canadá-México se apoya en 23 ciudades-sede preseleccionadas (de las que cuatro son mexicanas y tres canadienses), de las cuales saldrán las 16 ciudades-sede definitivas, con estadios con aforo medio de 68,000 localidades “ya construidos y operativos”.

Una comisión de evaluación de la FIFA compuesta por cinco personas, entre ellas los dos secretarios generales adjuntos, Marco Villiger y el exjugador croata Zvonimir Boban, acudirá in situ para analizar ambas candidaturas, con autoridad para descartar “automáticamente” cualquiera de ellas si la estiman insuficiente.

“Me ocupo de la evaluación de candidaturas desde hace más de 20 años, en diferentes puestos, y reto a cualquiera a encontrar una organización que lleve a cabo un proceso más objetivo, transparente y justo”, explicó Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Sin embargo, las prerrogativas de esta comisión evaluadora y su poder para invalidar una candidatura suscitan críticas. “Ese poder para descartar una candidatura es totalmente anormal”, explica una fuente africana.

“El amplio margen (de actuación) que se concede a esa comisión de evaluación, cuyas conclusiones no pueden ser recurridas (...) es una violación del principio de doble jurisdicción”, estima otra fuente próxima a la Confederación Africana de Futbol, que apoya a Marruecos.

Además, según dicha fuente, los criterios de evaluación habrían sido modificados “a menos de 24 horas de la entrega del dossier marroquí, como por ejemplo la distancia máxima entre un estadio y el aeropuerto”.

“Los criterios estaban claramente establecidos en los documentos de candidatura publicados en octubre del 2017 y no han cambiado”, replicó la FIFA, interrogada por la AFP.

“El sistema de puntuación aporta una metodología para evaluar y documentar la manera en la que las candidaturas responden a las demandas. La mayoría de los criterios no son condiciones sine qua non que supondrían la exclusión de la candidatura, sino simples elementos objetivos que forman parte del dossier”, precisó la instancia.

Mientras siguen pesando sospechas de corrupción en la atribución del Mundial 2018 a Rusia y del aquel del 2022 a Qatar, Infantino señaló que la FIFA “fue severamente criticada por la forma en que llevó a cabo en el pasado la elección del país anfitrión”.

“Era nuestra obligación extraer conclusiones y no dar pie a la duda o a la subjetividad”, añadió el dirigente italo-suizo. Las 207 federaciones miembro de la FIFA elegirán al organizador el 13 de junio.