La FIFA prestará particular atención a los partidos del Mundial cuyos resultados los apostadores podrían tratar de arreglar.

Marco Villiger, el director de asuntos jurídicos de la FIFA, señaló que los partidos correspondientes a la última fecha de la fase de grupos son los que tienen más riesgo de ser amañados, especialmente aquellos que involucran equipos que ya están clasificados o ya han sido eliminados.

Nos enfocaremos en esos encuentros. Sería inocente no tomar medidas , expresó Villiger el viernes.

Villiger dijo que el Mundial ha sido limpio y cristalino hasta ahora, sin detectar sospechas sobre influencia de apostadores.

Lo que vemos ha sido limpio, pero esto no quiere decir que veamos todo , indicó.

Ningún jugador, árbitro ni dirigente de los equipos ha llamado todavía a una línea telefónica instalada especialmente para denunciar si alguien ha tratado de arreglar un partido.

La FIFA considera el arreglo de partidos por parte de las mafias de apuestas como la más grande amenaza para la integridad del futbol. Monitorea los patrones mundiales en las apuestas y cuenta con una red de informantes.

Villiger dijo que si surge alguna sospecha, un dirigente de la FIFA podría visitar un vestuario antes de un encuentro y dejarle saber a los jugadores que se cree podría haber un intento de arreglo.

Si me hubiese preguntado en el 2006, le habría dicho que me parecía inconcebible que las mafias de las apuestas pudiesen intentar arreglar partidos en un Mundial'', manifestó Villiger.

La FIFA creó una empresa llamada Early Warning System que observa las tendencias de las apuestas de más de 400 casas de apuestas legales. Las mafias más activas en el arreglo de partidos son las del sudeste asiático.

Si surgen sospechas de alguna irregularidad, la FIFA está dispuesta a estudiar los 853 partidos de las eliminatorias.

Si hay algún indicio de que algo pasó en las eliminatorias, lo investigaremos , afirmó Villiger. ``Podríamos sancionar al equipo e incluso marginarlos de futuros torneos''.