Un grupo de trabajo de la FIFA ha propuesto el uso de un algoritmo para calcular las transferencias, así como un impuesto al lujo y un límite al número de futbolistas que pueden ser enviados a préstamo en una temporada, en un informe sobre las posibles reformas al sistema.

El reporte, al que Reuters tuvo acceso, encontró múltiples fallas en el sistema actual y sostiene entre sus críticas que condujo a "varios abusos a expensas de jugadores jóvenes y la integridad de las competiciones".

Destacó que un mercado de transferencias inflado está impulsando "prácticas desagradables que pueden conducir a la explotación de los jugadores".

En una sección sobre el rol de los agentes, agregó: "El sistema de transferencia parece haberse convertido en un mercado especulativo. Esto no es justo para los clubes de fútbol o de base, que son la piedra fundamental del deporte profesional".

El informe dijo que deberían considerarse "mecanismos para lograr transparencia y objetividad" en el cálculo de las tarifas de las transferencias. También planteó ideas para frenar el alza de los valores de las operaciones, como el uso de un algoritmo o un conjunto de reglas matemáticas.

El grupo de trabajo dijo que el CIES Football Observatory, con sede en Suiza, ya había desarrollado un algoritmo para "estimar los valores de las transferencias y las probabilidades de una manera científica".

Otra idea que presentó fue imponer un impuesto sobre el gasto excesivo en transferencias y usar el dinero recaudado para crear un fondo de solidaridad.

El informe también recomienda limitar el número de préstamos de jugadores que un club podría hacer en una temporada a entre seis y ocho, con un máximo de tres hacia o desde un mismo club.

El reporte dice que la configuración actual "a veces impide que los jugadores jóvenes desarrollen completamente su talento", y agregó que un club al que no identificó había prestado 146 jugadores entre 2011 y 2017.