La Federación Internacional de futbol (FIFA) se manifestó "más bien satisfecha" por el estado del césped de los estadios del Mundial de Sudáfrica 2010, a pesar de las dificultades para su mantenimiento en algunos, como es el caso del Soccer City de Johannesburgo.

Precisamente, en este estadio (en Soweto) se disputará la final del torneo, el próximo 11 de julio.

"Hasta ahora, lo que nos han dicho los diferentes equipos respecto a las canchas es muy positivo", declaró el portavoz de la FIFA, Pekka Odriozola, "no tomaremos nuevas medidas de protección, estamos más bien satisfechos por el estado del césped", de las canchas, añadió el responsable.

Para proteger las canchas, que han sufrido las heladas nocturnas propias del invierno austral, los responsables de los estadios ya han anulado varios entrenamientos la víspera de los partidos en los últimos días, como ha ocurrido, por ejemplo, en el Nelson Mandela Bay Stadium de Port Elizabeth.