El poder de Joseph Blatter quedó de manifiesto ayer: será para el 2015 cuando finalice su cuarto mandato, el tercer Presidente de la FIFA con más años en el cargo. En la peor tormenta de la historia del organismo, con la reelección en el bolsillo, se erigió como el capitán del barco y así, con 186 votos en favor de 203 posibles, continuará como el principal Mandatario del futbol.

Ayer fue un día tranquilo para Blatter, quien ya tenía la fiesta lista, incluso la propuesta de la Federación Inglesa para posponer las elecciones que tuvo un rotundo rechazo con 172 votos tras ponerla en la mesa, no le puso nervioso. Ya todo estaba listo.

Blatter inició su discurso de una manera contundente, aceptando que la FIFA atraviesa por un momento delicado, pero de la misma manera aseguró que siendo el responsable de la institución buscará llevarla por la ruta adecuada (con) reformas sólidas y no retoques .

En las dos principales reformas propuestas por Sepp, los 208 miembros asociados tendrán más participación, pues ahora ellos elegirán las sedes de las copas del mundo a partir del 2022. También propondrán a candidatos para formar un nuevo Comité de Ética.

La elección de la sede mundialista del 2026 ahora se iniciará con algunas propuestas del Comité pero la última palabra la tendrán por primera vez los miembros asociados desde la fundación del organismo en 1904. Hoy España es campeón del mundo y Papúa Nueva Guinea ocupa el último lugar del ranking FIFA, pues el voto de ambos vale lo mismo.

En la reforma Tolerancia cero, expuso crear un nuevo Comité de Ética elegido por los asociados, que tendrá como función encontrar soluciones a los problemas de corrupción dentro de la institución y así lograr que se reconstruya la credibilidad en la FIFA.

Con lo anterior, el suizo busca que se refuercen las bases éticas y de control interno de la FIFA y de este modo acrecentar la transparencia de los procesos a su mando.

La FIFA comienza una nueva etapa con el mismo Presidente y con la lupa bajo ellos.

El suizo ya es histórico

La reelección Joseph Blatter, en el 61 Congreso de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) en Zúrich, le permitirá ser el tercer presidente con más tiempo en el cargo, tras el francés Jules Rimet y el brasileño Joao Havelange.

Blatter accedió al puesto en 1998 y cuando termine el cuarto mandato, en el 2015, habrá cubierto un total de 17 años, sólo superado por su predecesor y maestro, Havelange (24) y el mítico Rimet, padre del Mundial, que estuvo 33 años.

Los otros residentes del organismo fueron el francés Robert Guerin (1904-1906), el inglés Daniel Burley Woolfall (1906-1918), el belga Rodolphe William Seeldrayers (1954-1955) y los también ingleses Arthur Drewry (1955-1961) y Stanley Rous (1961-1974).

Blatter lleva demás mucho tiempo en el seno de la organización que rige el futbol mundial, se integró en 1975 al organismo.