Los Ángeles. La Federación Internacional de Boxeo (FIB), suspendió de por vida al argentino Luis Lazarte por sus acciones que derivaron en la bronca tumultuaria desatada tras su derrota ante el filipino Johriel Casimiro, por el título vacante minimosca de esa organización.

El pleito, realizado el pasado viernes en Mar del Plata, Argentina estuvo marcado por las constantes acciones ilegales de Lazarte sobre el cuadrilátero, desde reiterados golpes bajos, cabezazos, puntapiés, mordidas a su rival, hasta amenazas de muerte al árbitro principal del encuentro, el estadounidense Eddie Claudio.

Como resultado de las acciones Lazarte "tiene prohibido participar, bajo cualquier capacidad, en cualquier pelea relacionada con la FIB que se realice en Argentina o en todo el mundo", señala una carta envidada por el presidente de ese organismo, Daryl Peoples, a Osvaldo Bisbal, presidente de la Federación de Boxeo de Argentina.

Peoples indica que la amenaza de muerte de Lazarte se escuchó claramente en las transmisiones de televisión, y apunta que eso "es totalmente inaceptable y no debe tomarse a la ligera".

Todo se desarrolló en la noche del viernes en el estadio Once Unidos de la ciudad de Mar del Plata donde el argentino Lazarte, de 41 años, y pese a sus artimañas, fue dominado a plenitud por el filipino Casimiro, de 20 años.

Casimiro se llevó un triunfo por nocáut técnico luego que el árbitro Claudio detuviera el combate en el noveno asalto, lo que provocó la ira del público, que arrojó sillas y otros objetos sobre el ring.