Los nuevos dueños de la Fórmula 1 tendrían en mente poner un límite de gasto para todos los equipos, informó el diario británico The Telegraph.

Con esta medida buscarían reducir las diferencias que existen actualmente entre los equipos punteros de la parrilla y los de la parte baja de la misma, una de las grandes quejas de los menores y que ha hecho que las distancias se vuelvan abismales entre los equipos.

Además, eso ha afectado en el espectáculo ya que siempre compiten los mismos.

No tiene sentido que los equipos gasten 400 millones de dólares, es un dinero que no beneficia a los aficionados. Simplemente se desperdicia en competencia tecnológica , anuncia el diario británico.

El objetivo estaría claro: reducir las enormes diferencias que hay para permitir que equipos con menos capacidad económica también tengan la posibilidad de ganar.

Es una situación que no tiene lógica y que ha creado dos clases dentro de la competición en función de lo que gastan los equipos.

Debe haber oportunidades para que también ganen los equipos con menos medios , asegura esta fuente al medio inglés. Desde Liberty Media son conscientes de que para llevar a cabo esta medida necesitan negociar con los equipos para poder llevarlo a cabo. Sin embargo, primero tienen que cambiar la cultura actual de la Fórmula 1.

Lo más importante que tenemos que cambiar es la cultura. En este momento nadie confía en nadie , dicen desde Liberty.