Un triunfo convincente que no le redituó como él hubiera querido fueron sólo ocho corridas e igual cantidad de festivales en el año, pero Christian Ortega no baja los brazos y se dispone a subirse al carro de los triunfadores en este serial.

El diestro capitalino llega a la duodécima corrida de la Temporada Grande, donde alternará con Pedro Gutiérrez Lorenzo El Capea y Fermín Rivera para lidiar ejemplares de la legendaria ganadería de San Mateo, con la ilusión de volver a tocar pelo y, producto de ello, colgarse en los carteles de las próximas ferias.

Desafortunadamente, el triunfo fue en marzo y ya estaban hechos los carteles de casi todas las ferias, aunque tuve la oportunidad de torear algunas corridas y festivales; sin embargo, valoro mucho la experiencia, pues me hizo evolucionar y encontrarme como torero , dijo al iniciar la charla con El Economista.

Ortega se encontraba en el cierre de su preparación en el hato de Marco Jiménez, donde probó un toro para semental y desde ahí comentó que sus alternantes son buenos toreros y que están muy puestos: También van a salir a triunfar, va a ser un agarrón y una tarde muy interesante , aseguró el torero.

A prácticamente 10 años de haber tomado la alternativa, Christian afirma que su momento está por llegar: El Zapata me decía: ‘ya verás que más adelante vas a madurar y las cosas van a cambiar’, creo que estoy en ese momento de despegar en mi carrera y en este 2013 sólo tengo la corrida del domingo y una cosa por ahí en febrero que no está cerrada, entonces no hay de otra que triunfar o triunfar .

La empresa de La México aseguró que en la segunda parte del serial los carteles están abiertos y estarán colocados los triunfadores, es por eso que el torero capitalino irá por todas con la intención de ser uno de ellos.

Así lo hizo notar la empresa y quiero expresar mi toreo, no quiero llevar una faena pensada, torear como lo siento en el momento y como la ocasión lo amerite , expresó.

Histórica presencia de San Mateo

La legendaria ganadería de San Mateo, madre de casi 80% de las dehesas de México, rendirá un homenaje a la corrida inaugural, es por eso que sus ejemplares serán bautizados con los nombres que llevaron sus antecesores en ese histórico festejo de 1946, así que una vez terminado el sorteo y de acuerdo con el orden de lidia, serán: Jardinero, Fresnillo, Gavioto, Gallito, Peregrino, Limonero y Montecillo.