Balde de agua fría para el Real Madrid: Zinedine Zidane, leyenda blanca como jugador y entrenador, anunció que abandona el club tras entrar en los libros de historia al ganar tres Ligas de Campeones consecutivas.

Por sorpresa, cuando el club merengue todavía saboreaba el triunfo del sábado por 3-1 contra el Liverpool, Zidane convocó repentinamente a la prensa y anunció: “Tomé la decisión de no seguir”.

“Este equipo debe seguir ganando y necesita un cambio para esto. Después de tres años necesita otro discurso, otra metodología de trabajo y por eso tomé esta decisión”, razonó el técnico francés de 45 años.

A su lado estuvo, con gesto resignado y voz apagada, el presidente del club Florentino Pérez que apostó por ficharlo como jugador y subirlo del banquillo del filial al primer equipo a principios del 2016 aunque no tenía experiencia en la élite.

“Después de conquistar esta nueva Copa de Europa, para mí ha sido una decisión totalmente inesperada. Es un día triste para mí, para la afición, para todos los jugadores”, aseguró Pérez, que conoció las intenciones de Zidane un día antes.

“Como jugador y ahora como entrenador decidiste despedirte en lo más alto (...) Te vas pero tu legado ya es imborrable. Uno de los capítulos más exitosos de la historia de nuestro querido Real Madrid”, tuiteó el capitán blanco, Sergio Ramos.

Palmarés deslumbrante

“Es un día no agradable para el Madrid. Se va una persona que es una leyenda dentro de nuestro club. Se ha ganado el derecho a decidir su camino. Debemos respetarlo”, señaló desde Roland Garros Rafael Nadal, reconocido hincha del club blanco.

Doce años después de su amarga despedida como jugador en activo, expulsado en la final del Mundial del 2006 perdida por Francia ante Italia en la tanda de penaltis, Zidane optó por terminar su primera etapa como entrenador en la cumbre.

Designado como entrenador blanco a principios del 2016, el elegante excentrocampista francés congenió rápidamente con los astros de la plantilla blanca, decepcionados con los métodos del fugaz técnico Rafa Benítez.

Los escépticos que atribuían sus primeros éxitos a la suerte —“la flor de Zidane”, decían muchos— tuvieron que rendirse finalmente a un palmarés deslumbrante: nueve títulos y ninguna final perdida.

Se convirtió en el primer entrenador en ganar tres Ligas de Campeones consecutivas, además de una Liga (2017), dos Supercopas de Europa (2016, 2017), una Supercopa de España (2017) y dos Mundiales de Clubes (2016, 2017). Sólo le faltó la Copa del Rey.

Detrás del éxito en la última Champions, despunta una temporada irregular del equipo blanco, que quedó tercero en la Liga española a 17 puntos del campeón, el FC Barcelona, y cayó en cuartos de final de la Copa del Rey frente al modesto Leganés.

“Hay momentos duros en la temporada, eso te hace reflexionar”, explicó Zidane, recordando en su comparecencia los silbidos dedicados por el estadio Santiago Bernabéu en algunos momentos del último curso. “En un momento dado, hay que saber parar”, añadió el entrenador francés.

Mauricio Pochettino, ¿la opción principal ?

El Real Madrid no pierde el tiempo. El club ha despertado rápido del impacto por el anuncio de la marcha de Zinedine Zidane y se ha puesto manos a la obra para buscar un remplazo.

El primer nombre con el que ha contactado es Mauricio Pochettino, técnico argentino del Tottenham, que encabeza la lista de futuribles al banquillo blanco.

El Real Madrid ha querido saber de primera mano y cuanto antes la disposición del exentrenador del Espanyol para hacerse cargo del 13 veces campeón de Europa a partir de este verano.