El portero de la selección de Estados Unidos, Tim Howard, y su compañero de equipo Oguchi Onyewu jugarán el segundo partido de su equipo en el Mundial de Sudáfrica ante Eslovenia el viernes en Johannesburgo, pese a sus problemas físicos presentes y pasados.

El guardameta se lesionó levemente en la caja torácica tras un encontronazo en el primer partido de su combinado en el torneo, ante Inglaterra, con el delantero Emile Heskey, pero espera jugar ante Eslovenia, pues está dispuesto a participar en el partido pese al dolor.

"Estoy mejorando. El tiempo es un tratamiento", mantuvo Howard, aunque reconoció que aún está dolorido por el choque con Heskey. "Voy a estar dolorido", apuntó de cara al partido frente a Eslovenia.

Pero el arquero también dijo ser un "creyente en la adrenalina" de la competición como tratamiento. "Siento que una vez que uno sale (al terreno de juego), estaré listo. No me frenará", apuntó sobre su lesión.

Por su parte, Onyewu, zaguero estrella estadounidense, que volvió a la competición el pasado mes de mayo tras una grave lesión en la rodilla y que confirmó su buena preparación frenando a las estrellas inglesas en el primer partido de su selección en el Mundial, señaló que se siente al 100%.

"Me siento bien. Me siento al 100% para competir. Para mí, ese capítulo se cerró hace ocho semanas", afirmó sobre su lesión. "Estoy concentrado en jugar cómo lo hacía antes de la lesión", añadió.