El gobierno británico planea un regreso de los aficionados a los estadios de fútbol en Inglaterra a partir del 17 de mayo, si la situación sanitaria lo permite, con una capacidad limitada a 10,000 personas como máximo, anunció este lunes el primer ministro, Boris Johnson.

El plan de desconfinamiento presentado por Johnson ante los diputados prevé en esa fecha un regreso de los espectadores a los eventos deportivos, hasta un cuarto de la capacidad de los estadios, pero nunca por encima de las 10,000 personas.

Para los eventos deportivos en recinto cerrado, se podrá llegar hasta la mitad de la capacidad del complejo, sin superar las 1,000 personas.

La temporada 2019-2020 tuvo que detenerse durante más de tres meses, luego de que la Premier League decidiera el 13 de marzo de 2020 suspender la liga después de que varios jugadores y personal de clubes enfermaran debido a la pandemia de Covid-19.

La suspensión inicial, hasta el 4 de abril, se extendió hasta mediados de junio. La temporada regresó con dos partidos el 17 de junio y una jornada completa durante el fin de semana del 19-22 de junio.

Inicialmente, la actual campaña estaba programada para comenzar el 8 de agosto, pero debió retrasarse hasta el 12 de septiembre por el final tardío de la temporada 2019-2020.

A principios de diciembre se permitió el regreso de los espectadores, con un máximo de 2.000, a los estadios ingleses, en las ciudades en las que el gobierno estimó que el riesgo de transmisión del Covid-19 no era muy elevado.