Jerome Valcke, secretario general de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), confirmó que continúa con retrasos en su construcción el estadio de Sao Paulo, donde se jugará el partido inicial de la Copa del Mundo de Brasil 2014 entre el anfitrión y la selección de Croacia el 12 de junio.

Valcke aseguró en una rueda de prensa que la sede del primer duelo del Mundial quedará lista cuatro semanas antes del partido y no en la fecha que el organismo dio de plazo, del 15 de mayo.

Estamos a 104 días del primer partido en Brasil, en Sao Paulo, en un estadio que todavía no está listo" debido a los múltiples retrasos de la sede que se esperaba lista para mediados de abril tras el incidente que causó la primer demora cuando una grúa colapsó encima del inmueble, donde murieron dos obreros, comentó.

Respecto a la Arena da Baixada, en Curitiba, el secretario general de la FIFA comentó que también tiene de plazo hasta mediados de mayo para ser entregada o correrá el riesgo de ser eliminada como sede de la máxima competencia del balompié internacional.

Jerome Valcke consideró que pese a los retrasos el evento mundialista se llevará a cabo de la forma planeada, pues cuenta con el apoyo de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, y remarcó que "la meta es que todo funcione bien del 12 de junio al 13 de julio".

mac