¿Qué tanto se puede cambiar en dos años? Pedro Caixinha pasó este periodo fuera de México después de dejar a Santos. Dice que ha cambiado, que es más paciente y que aquí se siente “cómodo, respetado y bien recibido”. Del 2015 al 2017 estuvo en Qatar con el Al Gharafa Sports, club a quien le pidió salir para llegar en marzo como estratega a Escocia con Rangers pero sólo duró siete meses en el cargo tras ser despedido.

Proceso y estabilidad son las palabras recurrentes en sus primeras declaraciones como entrenador de Cruz Azul, institución con 20 años sin título, pero “un grande, una responsabilidad que toma en su espalda sin problema”.

“En los lugares donde he estado, el entorno es totalmente distinto. Aprendí a tener más calma y tranquilidad. Como soy una persona muy proactiva, quiero que las cosas ya estén sucediendo. Como Ricardo Ferretti y Antonio Mohamed, grandes técnicos de la reciente final que llevan una estabilidad y proceso en el futbol mexicano; eso a lo mejor quiere decir algo. Es algo que también aprendí con Santos Laguna, con quienes estuve casi tres años y el periodo en el que estuve en Qatar”, señaló el técnico portugués.

En México había dejado su buena racha al ganar con Santos la Copa MX del Apertura 2014, el Clausura 2015 en la Liga MX y el Campeón de Campeones 2014-15. Ahora, es la apuesta para rescatar a Cruz Azul del olvido de grandeza. Caixinha, con contrato hasta junio del 2020, es el segundo entrenador europeo de La Máquina en 41 años, el primero fue el húngaro Jorge Marik.

“Analizamos lo que tiene que ser equilibrio en la plantilla, necesidades y competencias, factores que tomamos en cuenta para tomar decisiones”.

Y entre esas decisiones llegó la salida de Cristian Giménez, quien rompió con sus ocho años en la institución.  “(Jesús) Corona es nuestro capitán y punto. El Chaco no va a continuar con nosotros es una decisión mía, es un gran referente de la institución, de la última década, pero en esta vida tienes que tomar decisiones. Las puertas de esta institución estarán siempre abiertas aunque sean otras funciones. Ya hablé con él, todo está claro”.

En un futbol, que de acuerdo al entrenador, depende más de los jugadores para conseguir un título, anunció también la salida del volante argentino Gabriel Peñalba, además definirán la situación del uruguayo Martín Cauteruccio y el argentino Alejandro Faurlín, y buscarán a un volante ofensivo.

“Quien tiene a los más grandes, a los mejores puede ganar más veces. Este es un club grande, no me he preocupado con el tema de la nómina, nos hemos preocupado por tener el equilibrio y analizar el cuadro de necesidades. En un club como Cruz Azul por supuesto no podemos traer a Ronaldo y a Messi pero vamos a traer a los jugadores que entendemos pueden tener el perfil indicado para estar acá”.