Bob Bradley, entrenador de los Estados Unidos aceptó que Gyan, autor del segundo y definitivo gol del partido fue una pesadilla.

Gyan nos dio mucho trabajo. Es fuerte y es difícil controlarlo. Al final de cuentas nos liquidó'', se lamentó el técnico estadounidense Bob Bradley.

Fue el tercer gol de Gyan en el torneo, para quedar empatado en el liderato de la tabla de artilleros. Donovan se despidió con tres goles.

El arquero ghanés Richard Kingson fue una de las figuras del encuentro al taparle dos goles cantados a Robbie Findley y Benny Feilhaber.

Bradley dijo que sus jugadores quedaron dos veces abajo en el marcador y no tuvieron capacidad de reacción en la segunda ocasión.

Otra vez quedamos en desventaja'', manifestó. Pensé que cuando estábamos 1-1 teníamos oportunidades, pero de nuevo en el tiempo extra nos vimos abajo. Lo habíamos dado todo físicamente y no nos quedaba nada''.

Esta derrota duele mucho. Luego de pasar de la primera ronda pensamos que podíamos llegar lejos'', agregó.