johannesburgo. La exquisita España se estrena hoy ante Suiza.

El tiqui-taca entra en acción y con ello el máximo favorito para ganar la Copa del Mundo. Por sorpresivo que pareciera, La Furia toma la estafeta y se compromete.

José Antonio Camacho, entrenador del equipo en el Mundial del 2002, desmenuza para El Economista a la Selección que más expectativas ha generado en los últimos cinco años.

Las apuestas, los videojuegos, los pronosticadores financieros, no hay quien apele a que la Selección Española no será campeona. La Roja va ante los helvéticos, que de entrada casi pierden 1-0 luego de la ausencia de Alexander Frei, su mejor jugador, para el juego de hoy.

El tiqui-taca team hoy en Durban tiene no sólo el compromiso de ganar como favorita, sino además corregirle­ el rumbo a un Mundial que ha sido dominado por el temor de las tácticas y los partidos que curan el insomnio.

En una frase, Camacho sentencia la mentalidad de los ibéricos. Ellos tienen un fierro de mentalidad, son inquebrantables y se asumen favoritos y jugarán así , dicta.

¿Estamos con esta España ante una revolución de futbol como la de Holanda del 78?

España no vive una revolución táctica, estamos ante la mejor generación de jugadores de futbol. Está lejos de implantar un sello como lo hizo Holanda y no porque no sea capaz, sino porque juega un estilo que tácticamente no es demasiado complejo como el Futbol total, lo que pasa es que sus jugadores son unos monstruos.

Los favoritos siempre la pasan mal. Le ocurrió a Brasil en el 98, a Argentina y Francia en el 2002, a la misma Argentina en el 2006, ¿porqué ser tan optimista con estos antecedentes?

Porque ellos asumen la responsabilidad y saben que vienen para ser campeones. Lo mejor es que no evitan el término y eso hace que se lo crean. Esta España está para llevar la Copa a casa. Aunque uno nunca sabe lo que puede pasar en el Mundial, el arbitraje, los cruces, un sinfín de cosas.

Mentalmente son una muralla. España no busca justificaciones, sólo piensa en ganar. No tienen miedo al fracaso.

El futbol es tan mundial que todos saben cómo juega todo el mundo, ¿qué tiene España que lo hace casi indetenible?

Es que tiene la pelota y todos corren tras España. No es una ciencia ni un secreto que España tiene el balón y cuando es tuyo la circulación define la balanza del partido. Hay accidentes como el de Estados Unidos en la Confederaciones de hace un año, pero no más.

Esto se basa en una premisa tan sencilla de toco y me muevo, y eso genera espacios se cansa el rival y así liquida el asunto.

España tiene a Casillas, Piqué, Xavi, Iniesta, Cesc, Torres, Villa… ¿quién es la clave en este equipo?, ¿quién lo une o lo rompe en la cancha?

Se llama Iniesta. Es una sensación extraña, pero cuando está en la Selección su nivel que muestra en el Barcelona, que ya es mucho, lo incrementa. Es el jugador que mueve al equipo y lo hace suyo. Si sale enchufado seguro que la rompe. Tiene todo, es un jugador modelo. Tanto se esfuerza como imagina, tanto da una asistencia como anota.