Madrid.- Las calles de las principales ciudades españolas quedaron desiertas el miércoles por 90 minutos, mientras la selección nacional mantenía al país con el alma en vilo en su búsqueda por un lugar en la final del Mundial de fútbol por primera vez en la historia.

En Durban, a 9.000 kilómetros de distancia, el combinado de Vicente del Bosque se enfrentaba a la selección alemana, que llegaba con un récord casi perfecto en el torneo.

Tras la victoria por 1-0, España finalmente disputará el domingo ante Holanda una final histórica.

Con el pitido final en Sudáfrica, las calles se llenaron de exultantes aficionados que celebraban un hito histórico para una selección acosada por "la maldición de cuartos", cuyo destino comenzó a cambiar hace dos años cuando por primera vez en 44 años se proclamó campeona de Europa.

Las bocinas de los coches sonaban sin parar en Madrid y también se escuchaba el ruido de petardos, algunos fuegos artificiales y los gritos de los aficionados. Incluso las personas que estaban trabajando, como conductores de autobuses, taxistas o basureros se unían a la fiesta.

El Paseo de la Castellana, una de las principales arterias madrileñas, presentaba a medianoche un largo atasco de coches, mayor que el que se genera en plena hora punta.

"Por fin una final", gritaba un aficionado en la zona habilitada junto al estadio Santiago Bernabéu para seguir el partido en una pantalla gigante donde miles de personas coreaban "Yo soy español, español, español" o el ya famoso "A por ellos, oe, a por ellos oe".

"Fenomenal, este es nuestro Mundial y lo vamos a ganar", agregó otro enfervorizado hincha a Reuters Televisión.

Selección en la prensa

Los diarios españoles se hicieron eco de la histórica clasificación.

" Una finalista memorable", publicó el diario El Mundo en su portal de internet, y agregó "Con su mejor fútbol del campeonato, bailando al cuadro germano, el conjunto de Vicente del Bosque alcanza la primera final de España en un Mundial de fútbol".

En tanto, el diario deportivo Marca publicó bajo una gran fotografía del festejo del tanto que "un gol de Puyol metió a España en la final de un Mundial por primera vez en su historia en un partido soberbio de La Roja, el mejor de todo el campeonato. Sólo Holanda nos separa de la gloria. La cita es el domingo, a las 20.30 en Johannesburgo. !Este Mundial no se nos puede escapar!".

En México, también hay júbilo

Con cánticos de 'el pulpo, el pulpo, el pulpo es cojonudo' y '*dónde están los alemanes que nos iban a ganar'?, así festejaron los aficionados españoles en la Fuente de Cibeles el pase de la 'Furia Roja' a la final del Mundial de Sudáfrica 2010.

Así, dándole el crédito al pulpo 'Paul', quien había vaticinado la víspera la victoria de España sobre Alemania, lo que supuso su quinto acierto consecutivo, parte de la comunidad hispana en México festejó el triunfo de la oncena ibérica, que por primera vez en su historia jugará la final de una Copa Mundial.

En este festejo en el que se dieron cita aproximadamente 800 personas, no faltó quien descorchara una botella de champaña, ni tampoco faltó quien sacara la famosa 'bota' de vino tinto.

Hubo quienes le dieron la vuelta a la Fuente de Cibeles, y varios de ellos portando una copia de la Copa de la FIFA representando con ello su confianza en que el próximo domingo ganarán la final ante Holanda.

Arturo, uno de los que estaba cantando y bailando en una pequeña entrevista no titubeó en señalar que el desempeño de la selección hispana hoy fue el mejor que ha mostrado en este mundial, 'es la primera vez que llegamos a la final y seguro que la ganamos'.

Dijo que a su manera de ver 'esta generación de jugadores es la mejor que ha tenido la selección de España y en especial cuenta con un medio campo y una delantera excepcionales', acotó y pronosticó que España vencerá a Holanda en la final 3-0.

Por otra parte, Alberto, un madrileño que presenció el juego en la plancha del Zócalo capitalino no podía ocultar su felicidad por el triunfo de la selección de su país, 'ha controlado el balón, ha creado sus oportunidades y ha sido justo ganador'.

Finalmente, Alberto destacó que 'ahora me puedo morir feliz, ya que España ha llegado a una final de Copa Mundial, y hace que uno como español se enorgullezca de su selección por la manera de jugar, ya que ataca, toca y no especula', sentenció.

apr