La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) destituyó al técnico de la selección Julen Lopetegui el miércoles, a un día de que se inaugure el Mundial y a dos de que el equipo debute dentro del certamen en Rusia, enfrentando a Portugal.

El despido ocurre un día después de que el Real Madrid anunció que Lopetegui asumiría como su nuevo técnico luego de la Copa del Mundo.

Luis Rubiales, presidente de la Federación, dio cuenta de la destitución y reconoció que ésta no representa una solución idónea para el equipo nacional. Sin embargo, afirmó que era la única alternativa, luego que el anuncio del Madrid tomó por sorpresa a la Federación.

En estas circunstancias, razonó Rubiales, había que enviar un “mensaje claro”, de que todos los integrantes de la selección deben “cumplir la forma de actuar” que contempla la Federación.

“La selección es el equipo de todos los españoles, y hay decisiones que estamos obligados a tomar en cuestión de unos valores”, recalcó el dirigente. “Nos hemos encontrado con una circunstancia sobrevenida, una negociación legítima, pero que ha ocurrido sin ninguna información a la federación”.

Los rumores sobre el inminente despido comenzaron a correr desde el comienzo de la jornada. Una conferencia de prensa ordinaria, prevista por Lopetegui para hablar de las expectativas españolas en la Copa del Mundo, se fue posponiendo desde la mañana.

Cuando el encuentro con los periodistas se llevó a cabo, quien lo encabezó fue Rubiales, para confirmar la destitución, sin anunciar de inmediato quién reemplaza a Lopetegui.

España forma parte del Grupo B, en el que además de Portugal están incluidos Marruecos e Irán.

La RFEF convocó a los medios de comunicación a las 18:30 horas en la sala de prensa del Estadio Krasnodar. Fernando Hierro asumirá el cargo de seleccionador nacional en el Campeonato del Mundo de Rusia y comparecerá ante los medios acompañado del presidente de la RFEF, Luis Rubiales.