Johannesburgo.-La selección española de futbol terminó con el sueño de Paraguay al ganarle 1-0 y convertirse en el último clasificado a las semifinales de la Copa del Mundo en un partido en el que se erraron dos penales.

David Villa le dio la clasificación a España con un tanto a los 83 minutos. Ahora, el campeón de Europa se medirá en semifinales con Alemania, que más temprano el sábado vapuleó 4-0 a Argentina.

" Entregamos todo, tuvimos nuestras oportunidades y lamentablemente acertó España y no Paraguay", dijo el técnico Gerardo Martino después del partido.

"Es un juego, se crean situaciones, hay un equipo que dentro de las pocas situaciones que hubo acertó y nosotros no lo hicimos", agregó.

España no pudo mostrar en ningún momento del partido el juego aceitado y rápido que le había dado la victoria sobre Portugal en la ronda previa, pero tuvo paciencia y atacó con tranquilidad hasta que logró abrir el marcador.

Por su parte, Paraguay mostró ambiciones ofensivas y la férrea defensa que lo caracteriza, pero una vez más sus delanteros se fueron sin marcar, como había ocurrido en todos los encuentros anteriores.

"Nos faltó fortuna, fue un partido que demostramos podíamos haber salido ganadores. Ahora tenemos que resignarnos a este duro golpe que es para todos. Hicimos un gran partido, pero nos faltó un poco de fortuna", dijo por su parte el atacante Roque Santa Cruz.

Paraguay sorprendió en el inicio presionando en la salida a España, que tras algunos minutos de dudas comenzó a dominar progresivamente el balón. Los sudamericanos crearon las primeras opciones de gol, aunque no fueron muy claras.

España mostró muchas imprecisiones y el balón nunca le llegaba limpio a los delanteros Fernando Torres y David Villa.

Pese a que mostraba intenciones en ataque, cuando Paraguay perdía la pelota rápidamente formaba dos líneas de cuatro para proteger su área.

La primera situación clara de España fue a los 29 minutos, cuando Xavi remató apenas por arriba del arco desde fuera del área.

De a poco, España se fue acercando al arco rival y aprovechando las faltas que cometía Paraguay, pero el campeón de Europa chocaba una y otra vez contra la sólida zaga de los sudamericanos.

España tuvo un 59 por ciento de posesión del balón en la primera etapa, pero nunca logró transformar ese dominio en situaciones claras para marcar.

Paraguay volvió a plantar sus intenciones en ataque desde el comienzo de la segunda parte, pero España salió mucho más decidida aunque volvió a mostrar problemas para crear opciones de gol.

EMOCIONES CONCENTRADAS

Las cosas comenzaron a cambiar para España con el ingreso de Césc Fábregas a los 55 minutos en lugar de Torres, que una vez más volvió a rendir por debajo de lo esperado y salió reemplazado.

Iker Casillas le atajó un penal a Oscar Cardozo a los 59 minutos tras una falta de Gerard Piqué sobre el veterano atacante. Y en la jugada siguiente, Antolín Alcaraz le cometió falta a David Villa.

Xabi Alonso convirtió pero el árbitro hizo repetir la ejecución. La segunda vez, a los 62, Justo Villar tapó el remate al mediocampista para mantener el partido sin goles.

A los 63, Villar tapó un gran remate de Piqué. Xavi remató apenas desviado un tiro libre a los 71 minutos y otra vez a los 74 desde el borde del área.

A los 75 minutos, el entrenador Vicente del Bosque volvió a acertar con el ingreso de Pedro en lugar de Alonso. El atacante del Barcelona mostró movilidad y complicó a la zaga rival.

Finalmente Villa abrió el marcador a los 83, al rematar una jugada en la que Pedro había dado un pelotazo en un poste de la valla de Villar.

Casillas salvó a España a los 88 con una doble atajada ante los recién ingresados Lucas Barrios y Roque Santa Cruz.

(Reporte adicional de Luis Ampuero en Buenos Aires y Daniela Desantis en Asunción. Editado por Patricia Avila)

BVC