Johannesburgo. El único rubro donde México se puede sentir superior a Argentina es en los pulmones, en la condición física. En lo demás, los números son completamente albicelestes. Javier Aguirre tiene datos que dan escalofrío a cualquiera. Argentina tiene a la Selección más goleadora del torneo (7); la que más disparos realiza (64), y la que más tiros directos a puerta hace (30). En pocas palabras son una artillería.

En datos acumulados por El Economista, la FIFA anuncia que entre los 10 delanteros que más disparan al arco en Sudáfrica están dos argentinos; son el uno y dos de la lista. Messi ha disparado en tres juegos 11 veces a portería e Higuaín ocho. El mejor mexicano es Giovani Dos Santos en el sitio 28 con tres disparos.

El Vasco Aguirre sabe que entregarles la pelota sería un suicidio. Pese a su calidad en las balas no son muchos los abastecedores de pelotas. Messi es el único que arrastra junto con Tévez y entre los dos suman ya 29 incursiones al área en jugadas individuales.

Pero entre tantas malas noticias hay un resquicio donde México se muestra con músculo, correoso y hasta muy superior. Todo está en la condición física.

La prensa internacional le ha alabado a Aguirre por un esquema propositivo y de dominio de pelota, pero las cifras dicen que el Tri es el que mejor condición física tiene en Sudáfrica.

La Selección tiene dos armas que pueden ser letales para la albiceleste.

Torrado es el segundo jugador que más corre en el campeonato y Javier Hernández, el más veloz para una lenta defensa albiceleste que supera los 30 años de edad.

Gerardo Torrado acumula 35.86 kilómetros en el campeonato. Es un verdadero perro de presa. El ideal para corretear todo el juego a Messi y asfixiarle, cansarle y por qué no pensar en detenerlo. Sólo el alemán Sami Khedira supera al mexicano por 100 metros.

Y quizás una mejor noticia es que la defensa de Argentina es casi una tortuga.

Demichelis, Heinze, Samuel, Jonás Gutiérrez, Burdisso y Clemente Rodríguez tienen un promedio de velocidad de 24.4 kilómetros por hora, y sólo le verían el polvo al Chicharito Hernández quien mantiene 32.15 km/h. Es decir que puede recorrer los 100 metros en menos de 14 segundos.

Nadie en Argentina tiene la potencia de él. Si acaso el defensa más veloz de los sudamericanos es Gabriel Heinze, pero lejos de los niveles del Chicharito.

Pero además del perro de presa que puede ser Torrado, también está la calidad de Rafael Márquez que tiene efectividad de 83% en sus servicios, es decir que de cada 10 intentos sólo falla dos. En cuanto a la velocidad de la defensa, el Tricolor tampoco es una gacela, alcanza los 25 kilómetros por hora, donde el más rápido es Carlos Salcido con 27 km/h.

El pulmón puede ser un remedio para igualar a la artillería más letal del planeta. Morder y asfixiar, cansar y correr, las claves.

Habla Torrado

No me preocupa Argentina, me ocupa lo que mi equipo haga , dijo ayer Torrado. Tenemos que salir concentrados y hacer un partido inteligente. Si ganas sigues con vida, si pierdes estás eliminado .

Defiende estilo del TRI

No hay equipos perfectos: Márquez

en el discurso México sustenta lo que parece muy improbable en los datos. Ganarle a Argentina, el mejor equipo de Sudáfrica 2010 es un asunto que los pronósticos no tienen contemplado y para ser sinceros el mundo tampoco.

Por eso Rafael Márquez, capitán de la Selección, recurre a la retórica para fortalecer las esperanzas. No hay equipos invencibles ni perfectos .

La comunidad internacional sólo ve posible que el Tri derrote a Argentina con un partido sin errores.

Pero Rafa, con tres mundiales, tiene su mejor trabajo en las palabras. Ya no es tan efectivo como hace cuatro u ocho años. Por eso lo que dice es importante para el grupo.

El futbol siempre brinda segundas oportunidades y ahí estamos otra vez. Todos los equipos del mundo tienen puntos débiles que hay que aprovechar, y al mismo tiempo contrarrestar sus virtudes. Argentina no escapa a eso , advierte el defensa.

Nadie conoce a Lionel Messi, tanto como Márquez. Conviven todo el tiempo en el Barcelona, desde los alimentos y sabe cómo se ha pulido hasta ser el mejor del mundo.

Siempre disfruto verlo y ahora lo sufriré. Es el mejor del mundo pero debemos evitar que toque lo menos posible la pelota, sólo así saldremos adelante , advierte Márquez.

sabe que Argentina es favorito pero mejor hablar de México y no del rival. Lo peor que nos puede pasar es salirnos de nuestro estilo. No hay espacio para fallas .

Rafa confía en Aguirre para dar el salto de calidad que ha buscado el Tri desde 1994. Es la asignatura pendiente del representativo.