Livorno, Italia.-Por decisión de todo el pelotón, los corredores del equipo Leopard, del ciclista belga Wouter Weylandt, fallecido la víspera como consecuencia de una caída, franquearon los primeros la meta de la cuarta etapa del Giro de Italia en Livorno.

Esta etapa, con un recorrido de 216 kilómetros entre Génova y Livorno, fue neutralizada al día siguiente del fatal accidente.

Durante unas seis horas, los ciclistas de los 23 equipos que compiten en la prueba rodaron en orden inverso a la clasificación general, con la finalidad de mantener un ritmo de pedaleo ágil, en medio de los aplausos del público a su paso.

Finalmente, la formación del "maglia rosa", el británico David Millar, permitió tanto a los corredores del Leopard, así como al estadounidense Tyler Farrar, íntimo amigo del difunto, pasar a la cabeza del pelotón en los últimos kilómetros y franquear la meta tomándose por los hombros, la mayoría de ellos entre lágrimas.

Bajo un intenso sol, la etapa finalizó hacia las 18h00 locales (16h00 GMT), con media hora de retraso de acuerdo a los cálculos de 39km/h de velocidad media.

El monto de los premios de esta etapa será entregado íntegro a la familia de Weylandt, según precisó el director del Giro, Angelo Zomegnan.

Weylandt, de 26 años de edad, murió el lunes como consecuencia de una gravísima caída sufrida durante el descenso del Passo del Bocco, a 25 km de la meta de la tercera etapa, en Rapallo.

BVC