La amenaza de cancelar la realización de los Juegos Panamericanos en Guadalajara en octubre próximo debido a los problemas políticos que aquejan su organización, representaría una pérdida de poco más de 3,234 millones de dólares en total.

Y es que entre las luchas de poder y el presunto boicot que denunció el presidente del Comité Organizador (Copag), Emilio González Márquez, la cancelación de los Juegos Panamericanos representaría gran pérdida no sólo para el Copag sino para los gobiernos estatal y federal.

En principio, el Comité Organizador se vería obligado a pagar una multa a la Odepa de 50 millones de dólares, pues todas las sedes firman un contrato en el que se obligan a pagar esta indemnización en caso de algún incumplimiento.

Aunado a ello, prácticamente se habrían tirado a la basura unos 259.3 millones de dólares que se invirtieron en infraestructura deportiva, aunque el impacto no sería tanto pues los inmuebles podrían ser utilizados en un futuro.

Del mismo modo, se perdería la inversión que el gobierno federal anunció en mayo del 2010. De acuerdo con el presidente de México, Felipe Calderón, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, se ha invertido el equivalente a 153 millones de dólares.

De acuerdo con Horacio de la Vega, director comercial y de Mercadotecnia del Copag, hasta mediados del mes de abril se habían recaudado por concepto de derechos de transmisión y patrocinios, al menos 50 millones de dólares, por lo que todo este dinero se esfumaría si se cancelan los juegos.

Hasta el momento, Guadalajara 2011 cuenta con unos 27 socios comerciales de diversas ramas, de los cuales cuatro son los patrocinadores principales que han invertido entre 15 y 20 millones de pesos por su patrocinio.

En cuanto a los derechos de transmisión se perdería el contrato de 16 millones de dólares que se ha hecho con la empresa International Sports Broadcasting (ISB) que producirá las 780 horas de transmisión de los JP.

Guadalajara también tendría pérdidas por otros conceptos como el boletaje, el cual de acuerdo al Copag dejará 6 millones de dólares por el millón de tickets que se pondrán a la venta el próximo 13 de mayo.

Todo esto sin considerar la derrama económica que, según un estudio de la Universidad Iberoamericana con el gobierno del estado, sería de 2,700 millones de dólares. Dentro de la derrama económica se consideran gastos en alimentos y bebidas, ropa, recuerdos y hospedaje.