El empresario Alfredo Arámburo fue presentado como el nuevo propietario de los Algodoneros de Guasave, franquicia que regresará a la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) tras cinco años. 

El regreso de la organización la encabezó en un inicio el empresario Alfredo Harp Helú, lo cual se dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador en el mes de enero. Con lo cual se sumó los Sultanes y para la próxima temporada el circuito de verano se disputará con 10 organizaciones. 

La última fase regular que disputó fue 2013-2014 y su baja fue consecuencia de los problemas financieros. Su regreso es consecuencia de una promesa que realizó durante su campaña Andrés Manuel López Obrador

La reuniones entre el empresario originario de Mazatlán, Sinaloa, y la liga comenzaron hace un mes y medio. 

Alfredo Arámburo enfatizó en conferencia de prensa que no será un proyecto pasajero. “No les puedo prometer un campeonato, porque no depende de mí, lo que sí puedo prometer es que será un plaza sólida, solvente y para ello se trabajará con los empresarios locales y la afición […] El primero objetivo como organización es ser autosuficientes, porque de ahí parte lo que sigue el proyecto. No podemos pensar en campeonato sino tenemos la solvencia económica con la plaza”. 

Él está involucrado en la industria farmacéutica, consultoría legal, hidrocarburos. 

La más reciente experiencia del Arámburo son los Generales de Durango, de la Liga Mexicana de Beisbol. Al respecto, el ahora dueño de los Algodoneros indicó que es muy similar porque comenzó proyectos prácticamente de cero y conformó una estructura. 

En relación con el roster, el dueño de Algodoneros indicó que es prematuro decir si el equipo será competitivo. “No depende de invertir, detrás debe existir una estructura y plataforma que trabaje día a día. No conozco un equipo que venga con un costal de dinero y sea campeón inmediatamente”. 

En las remodelaciones del Estadio Carranza Limón se ha destinado 130 millones de pesos, tiene capacidad para 8,000 personas. 

Omar Canizales Soto, presidente de la LMP, explicó que Alfredo Aramburo fue elegido por la asamblea de presidente porque es una persona que comparte los valores de la liga: solvencia moral y económica, visión de negocio y compromiso con la sociedad.