El espectáculo parece estar asegurado para mañana en el Azteca. Y es que de acuerdo con datos obtenidos por El Economista, América y Santos son dos de los equipos que más llegadas tienen, que más jugadas concluyen a la ofensiva, con un registro de 10 disparos por partido, cifra que estaría garantizando 20 situaciones de gol entre Águilas y Guerreros.

Mientras el equipo capitalino registra en 14 jornadas 145 disparos y promedia 10.3 intentos por compromiso, Santos ha concluido 139 llegadas y alcanza una media de 9.9.

Carlos de los Cobos, entrenador y analista de ESPN, charló con este diario y explicó el porqué estos dos planteles pueden presumir generar tantas oportunidades. Primero que como equipo están funcionando bien.

América quizá en el aspecto defensivo lo está haciendo mejor, pero también tiene que ver la capacidad de algunos jugadores en el sentido individual.

Éstos son partidos muy atractivos porque se sabe que son equipos que salen a buscar ganar, que piensan primero en atacar y luego en cómo van a defender. Ofrecen posibilidades a la gente que le gusta el futbol de poder ver un buen partido .

SANTOS CUENTA CON MAYOR RIQUEZA

Al realizar un análisis individual de los dos equipos, el especialista tuvo mayores halagos para los superlíderes y finalistas de la Concachampions. Santos tiene una riqueza individual muy amplia, porque tiene jugadores que pueden definir solos un partido. Hablamos de Christian Suárez, de Darwin Quintero, el gran momento que están pasando Hérculez Gómez y Oribe Peralta. Además, Benjamín Galindo ha hecho un muy buen trabajo, como técnico ha madurado mucho .

En el caso de los dirigidos por Miguel Herrera, si bien destacó que en defensa se comportan mejor que su rival, mencionó: La mayor parte de la responsabilidad ofensiva recae en Christian Benítez y no necesariamente necesita de más gente para resolver un partido, pero Santos tiene mayor potencial al ataque .

Santos llegará al Azteca con la intención de mantener su producción de oportunidades de gol para mantener el superliderato, mientras que América intentará lo mismo en busca de alcanzar el tercer puesto.

carlos.herrera@eleconomista.mx