Guadalajara no sólo tendrá en juego el honor ante el Toronto en la final de vuelta de la Liga de Campeones de Concacaf. En caso de coronarse como campeón del área, al asegurar su participación en el Mundial de Clubes que se realizará en Emiratos Árabes Unidos, el Rebaño tendrá en sus manos la posibilidad de negociar contratos con sus patrocinadores, además de que podrá perfilarse a hacer negocio por la venta de camisetas, que tendrán una edición especial para el torneo.

Además, Jorge Vergara podrá embolsarse en automático 1.5 millones de dólares, 500,000 por quedarse con el trofeo, y uno por llegar al Mundial. En caso de quedar en cuarto sitio, recibiría 1 millón más, y, por el tercero —máximo logro del futbol mexicano en la competencia—, sería un total de 4.5.

Luis Edoardo Gutiérrez, experto en mercadotecnia deportiva, explicó que en automático el Guadalajara podrá “mejorar sus beneficios” con las marcas que lo patrocinan.

El especialista señaló lo “atractivo” que será para las empresas aparecer en el frente de la camiseta del equipo, ya que por disposición de FIFA sólo puede haber una marca anunciada en todo el uniforme.  “Será una buena ocasión para generar ingresos extra por la venta de este espacio, en lo que llega el valiente que pague los 10 millones de dólares al año que pide el Rebaño por ser su patrocinador principal”.

La razón por la que los patrocinadores podrían presentar ofertas es que la competencia significa una “amplia vitrina” para las empresas que desean ver su marca en todos los continentes, ya que es un torneo que tiene transmisión en prácticamente todo el mundo. De entrada, con el Real Madrid, el Liverpool, la Roma y el Bayern Múnich, el cuadro tapatío tiene garantizada la atención de aficionados de alguna de las “mejores ligas del mundo”.

Al margen de que el club podrá negociar al mejor postor el espacio en su jersey durante su participación en los Emiratos Árabes Unidos, Luis Edoardo explicó que cabe la posibilidad de que las Chivas cobren premios por obtener el título. “Algunos equipos agregan en sus contratos comerciales los famosos premios  por ser campeón o calificar a este tipo de competición”, detalló.

Luis Edoardo Gutiérrez habló también sobre la importancia que tendrá “el trabajo de marketing del club”, ya que en la medida que destaquen en este rubro podrán “monetizar” con éxito la “pasión y euforia” de los fanáticos rojiblancos, quienes querrán ser “partícipes” de lo que será “un momento histórico” para el equipo.

Venta de camisetas sería un éxito

Al tratarse de un jersey con un solo patrocinador, se tendrán que poner a la venta camisetas de una edición especial que serán de gran atractivo para los aficionados. Esto, aunado a que, de acuerdo con un estudio de Euroméricas Sport Marketing, publicado en el 2017,  Chivas destacó como el club que más playeras vendió, con un total de 2 millones 345,00 prendas; desde ahora apunta a ser un gran negocio para la institución y la marca que viste al Rebaño.

Además, a Jorge Vergara le importará que sus futbolistas cumplan con una buena presentación, debido a que en este tipo de torneos por lo general hay visores de equipos europeos en busca de talentos. En este sentido el futbol mexicano tiene ya buenas experiencias, luego de que tras el Mundial de Clubes de 2012 Jesús Tecatito Corona se fuera vendido de Monterrey al Twente de la Liga Holandesa por 3.5 millones de dólares, a pesar de que su carta estaba valuada en 1.5. En aquel torneo, el ahora delantero del Porto destacó con dos anotaciones.

En este punto, el dueño del Rebaño ya tiene experiencia y sabe lo que puede ganar al ver partir a sus elementos.  Antes, ya nueve canteranos del Rebaño se fueron vendidos en la era de Jorge Vergara, siendo Javier Hernández el mejor negocio del empresario, tras irse al Manchester United por 9 millones de dólares.

[email protected]