El keniano Eliud Kipchoge rompió la barrera de las dos horas en el maratón, un desafío organizado de la A a la Z por Ineos, multinacional petroquímica con numerosas inversiones deportivas.

Del atletismo al ciclismo, pasando por el futbol y la vela, el británico Jim Ratcliffe no se priva de nada. Apenas cruzó la línea de meta, Kipchoge, con una camiseta patrocinada por Ineos, recibió el abrazo de Ratcliffe, que acudió en persona a Viena para presenciar el éxito que fue correr un maratón en una hora, 59 minutos y 40 segundos.

Es verdad que es un récord no homologado por la Federación Internacional de Atletismo, teniendo en cuenta las condiciones muy particulares con las que fue conseguido, pero hace entrar a la disciplina en una nueva era.

El eslogan oficial del evento  era “Ningún ser humano tiene límites”, lo mismo que la inversión en todas direcciones en marketing deportivo desde el 2017.

El pasado julio, el colombiano Egan Bernal vistió de amarillo a la llegada del Tour de Francia a los Campos Elíseos. A su lado, en el podio, su compañero de equipo Geraint Thomas para firmar un doblete “Made in Ineos”.

Unos meses antes, el grupo se hizo con el equipo más prestigioso del ciclismo actual en sustitución de Sky, que había ganado seis de las siete últimas ediciones de la ronda francesa.

El futbol también está en el punto de mira de la estrategia de marketing de Ineos. Las inversiones ahí son menos llamativas, ya que Jim Ratcliffe no se ha hecho todavía con un grande de Europa, aunque se rumora que está interesado en el Chelsea.

Luego del Lausanne Sport, recomprado en 2017 en la Segunda División suiza, el Niza fue adquirido el pasado verano con la ambición de llevar rápidamente al club a la Liga de Campeones.

Al estilo Red Bull

La firma también construyó con 110 millones de euros el monocasco Britannia, que competirá en el 2021 en la prestigiosa Copa América de vela, una de las competiciones deportivas más antiguas, donde se desarrollan las innovaciones en arquitectura naval.

“Es una estrategia a la Red Bull: son propietarios de sus activos, no un simple patrocinador. Para el maratón, fueron el iniciador del evento, lo que quiere decir que han montado todas las piezas y han copado todos los aspectos de la operación”, explica Virgile Caillet, el delegado general de Union Sport et Cycle, un organismo que representa a 1,400 empresas del mundo del deporte.

Este millonario de 66 años fundó su compañía en 1998, tiene 18,000 empleados y sus ventas anuales alcanzan 60,000 millones de dólares.

De acuerdo con la prensa británica, a Ratcliffe le habrá costado 20 millones de dólares hacer que Kipchoge corriera el maratón en menos de dos horas.

Una nimiedad. “Ganamos miles de millones de beneficios. ¿Qué hay de malo en invertir un poco en el deporte?”, preguntó cuando este proyecto vio la luz.